El modelo de comercialización y consumo de café en México

¿Cuáles son las características centrales de la comercialización del café en México?

 

1.- Las principales compañías compradoras como AMSA, BECAFISA y otras, compran el café pergamino “sano” y rechazan los cafés dañados; fermentados, pasados de secado, etc. Estos cafés son comprados por otras compañías, ya que existe un fuerte mercado de cafés dañados en nuestro país.

2.- Las grandes compañías, han tendido a manejar más fuertes volúmenes, que a mejorar los precios vía la separación de los cafés por su calidad. A los productores se paga el café pergamino de manera indiferenciada; no se pagan precios significativamente mas elevados a los cafés de más calidad.

Cafeto: planta de café en México

3.- Los compradores de café cereza, mezclan mucho el café de diferentes alturas y grados de maduración en el Beneficiado Húmedo.

4.- No existen restricciones a las exportaciones. El Gobierno Federal, se ha negado reiteradamente a cualquier medida mínima de intervención en el mercado, ya sea a partir de retenciones o formación de reservas.

5.- Se puede importar café verde sin aranceles. Incluso se adelantaron los niveles de desgravación arancelaria pactados en el TLCAN.

6.- Aunque México impulso la resolución 407, que establece estándares mínimos de calidad al café de exportación, al parecer el Gobierno Federal estaría dispuesto a aceptar las condiciones de EE.UU., para ingresar a la O.I.C., que son las de minimizar estas políticas ya que serian una intervención en el mercado.

 

¿Cuales son los aspectos más significativos del consumo de café en México?

 

1.- La mayor parte del consumo es de café soluble; alrededor de un 65%. En países como Brasil, que consumen por persona cada año cuatro veces mas que nosotros, el 95% del consumo es de café tostado y molido.

2.- Un monto importante del café que se consume en México, es de cafés dañados; fermentados, pasados de secado, de cafés verdes, contaminados, etc. No se maneja un concepto adecuado de la pureza del café, que seria aquel que no tiene cafés dañados. En México el café se considera puro aunque proceda de granos dañados.

3.- Una buena parte del café que se consume es mezclado con azúcar y otras sustancias. En el caso del café soluble, la NESTLE tiende a mezclar más el café arábigo lavado con robusta, el cual en parte es importado.

4.- Para proteger a la NESTLE y otras empresas de las importaciones de cafés tostado y molido y solubles, vía reglas de origen en el TLCAN, se pacto que el 100% de las importaciones de café tostado y molido sean de contenido regional y el 40% en el caso del café soluble. No es viable llevar café mexicano a EE.UU., para procesarlo y traerlo para venta en México.

5.- Entre los consumidores, en restaurantes y otros lugares de venta, no existe una cultura importante de identificación de la calidad del café y de preparación adecuada de la bebida. El excesivo consumo de refrescos ha sido un factor central para que no se consuma más café en México.

6.- No existen mecanismos de certificación, sobre la calidad del café que se vende al consumidor, ni sobre su pureza. En el etiquetado no se señalan algunas características del café utilizado, como las variedades o la composición de las mezclas.

7.- La promoción del consumo de café, que se hace desde el Gobierno Federal y las grandes compañías es muy genérica; no se orientan a los cafés arábigos lavados, al café tostado y molido, a que no se mezcle el café con azúcar y otras sustancias, a que no se utilicen los cafés dañados, o mencionar los cafés de mayor calidad, etc.

 

La comercializacion de café por parte de los productores

¿Qué experiencias de comercialización están teniendo éxito?

1.- Por el número de productores involucrados y sus resultados económicos, la experiencia más importante es la de los productores de café orgánico que participan en los llamados mercados solidarios, y que reciben lo que se llama un precio justo. El tipo de producción orgánica, puede permitir también aumentar la productividad, que junto con un mayor precio, podrían mejorar de manera importante los ingresos de los productores. A futuro con la producción orgánica con sombra diversificada, podrían tenerse mayores posibilidades de acceder a apoyos por los beneficios ambientales que proveen las plantaciones de café.

2.- Otra experiencia importante, es la de aquellos grupos de productores que comercializan un volumen importante de café. Esto les permite negociar mayores precios. Estos grupos han podido en algunos casos mejorar la calidad, además de una disminución en los costos de recepción, beneficiado y comercialización.

En este caso estarían la Unión Regional de Productores de Café de Huatusco y la Unión de Ejidos “Luz de la Montaña” de Guerrero.

3.- Otro esquema de comercialización que se destaca, es el de la combinación de un manejo cuidadoso de una plantación de café, con la operación de una red de cafeterías y puntos de venta de café tostado y molido en la ciudad de México.

En este caso nos referimos a la Asociación entre Roberto Licona un ex – técnico que trabajo en el INMECAFE, que maneja una finca de café en Coatepec y Alberto Peniche dueño de CAFÉ DO BRASIL.

4.- Otro caso interesante es el llamado Café de Avelino, en la región de Coatepec, Veracruz, que consiste básicamente en ventas de café de origen, a partir de encontrar características distintivas de cafés a nivel micro – regional, como serian Xico, Cosautlan, teocelo, Cerro de Tepeapulco, etc. Se contacta a los compradores y se le da seguimiento a partir de un equipo técnico, a la producción y beneficiado de café del productor vendedor.

Este esquema podría ampliarse a partir de una mayor colaboración entre este grupo y el Consejo Regional del Café de Coatepec, Veracruz.

A partir de estas experiencias de comercialización, como enseñanza para los grupos de la CNOC, es importante mencionar algunos elementos que serian claves para una comercialización más exitosa.

Es necesario manejar volúmenes importantes de café; tener un control adecuado de la operación para reducir los gastos de recepción, beneficiado y venta; mejorar la calidad y separar los cafés de acuerdo a sus diferentes calidades; una vía adecuada para los grupos, principalmente en las regiones indígenas es incorporarse a la producción de café orgánico y ventas en los mercados solidarios, en otros casos como en la región de Coatepec podrían tener mas posibilidades las ventas de café de origen.

* Fernando Celis es asesor de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC).

Si te gustó este artículo, suscríbete gratis:

Suscríbete a nuestra revista, es muy fácil y seguro.

 

Importante: Recuerda responder el correo de confirmación que te va a llegar en unos minutos para activar tu suscripción.

Más de 24,400 suscriptores. ¡No te quedes fuera!



P.D. Tu suscripción es segura y puedes cancelarla en cualquier momento.