Contabilidad, medio ambiente y desarrollo sustentable

"Porque la Contabilidad Nacional en todos los países se basa en transacciones financieras, no tienen en cuenta a la Naturaleza, a la nada le debemos en concepto de pagos financieros pero a la que se lo debemos todo en lo que a medios de existencia se refiere […]"
Bertrand de Jouvenel, 1968.

Mientras en el mundo se toman acuerdos internacionales, mientras se discuten, redactan, aprueban y sobre todo, mientras se ejecutan acciones para enfrentar la clara destrucción del medio ambiente, en los pequeños escenarios (las empresas, organizaciones, centros, etc.) es posible solucionar o al menos disminuir los problemas medioambientales que ya son visibles para todos y aquellos no tan visibles también.

Para comenzar a actuar, hay que reconocer la necesidad de un primer elemento y el más importante a nuestro modo de ver, por su escasez, y es la voluntad, no solo la voluntad de hacer sino la de conocer también. Son muchos los obstáculos a los que nos enfrentamos aquellos que defendemos, no solo nuestro bienestar sino el de las generaciones futuras. Si no cambiamos el pensamiento individual de algunos y razonamos en colectivo (como vivimos) sobre lo que nos afecta y lo que nos conviene, entonces estaremos abriéndole el paso, aún mas, a la destrucción de nuestra propia especie. Es por ello que se precisa de que aquellos centros que se dedican a la temática medioambiental, prioricen dentro de sus objetivos, el brindar información medioambiental, incrementar la participación de especialistas pero sobre todo de ciudadanos comunes, de obreros y estudiantes. Por mucho que se hable en nuestros medios de prensa de la contaminación ambiental, del efecto invernadero, del calentamiento global, del agujero en la capa de ozono, etc. Tenemos que vincular a las comunidades y qué mejor forma de hacerlo que dando tareas, que sensibilizando al ingeniero eléctrico con el ahorro de energía, al artista con la posibilidad de trasmitir un mensaje a millones de personas, al arquitecto con respetar el entorno en el que desarrolla sus proyectos, al económico con la importancia que tiene el análisis del medioambiente como la principal fuente de recursos.

Cada minuto se incrementan los estudios ambientales dentro de las diferentes áreas, en la Contabilidad y las Finanzas se han analizado los límites de las posibilidades de incluir al medioambiente en las cuentas nacionales. A pesar del dedicado esfuerzo de prestigiosas instituciones e investigadores y a las diferentes tesis aplicadas, aún no se resuelve la inserción de los diferentes instrumentos contables en los análisis medioambientales o lo que es lo mismo, del medioambiente en los análisis contables. Son muchos los modelos aplicados, para el análisis económico del medio ambiente, la mayoría han pecado de querer convertir esto en una serie de números, sin embargo, hay indicadores de sostenibilidad que solo el análisis cualitativo puede abordar. La solución es vincular ambos aspectos, dando como resultado la información más confiable y certera.

En el mundo empresarial actual, no es difícil reconocer cuales son las afecciones que provocamos los seres humanos al ambiente y viceversa, sin embargo, buscando el punto medio con lo anteriormente analizado, la traducción en dinero de estas actividades resulta un mensaje que los decisores políticos y financieros no pueden ignorar. Los resultados económicos acercados a la realidad medioambiental facilita el accionar de aquellos que tenemos la voluntad y la tarea de proteger la naturaleza. Muestra el problema en cantidades para aquellos que todavía no priorizan la protección del medio y grafica claramente que la responsabilidad es de todos los que vivimos hoy y los que vivirán mañana si le adelantamos las herramientas para su subsistencia.

El Mercado

El mercado empresarial actual, muestra respeto a aquellas organizaciones que conocen cuanto afectan al medio ambiente, tanto en la extracción de recursos así como en el vertimiento de desechos y cuanto hacen por la protección del mismo. El enfoque general de nuestro articulo, está basado en que la contabilidad financiera brinde la mayor información posible y deseable en materia de Medio Ambiente. Para ello debemos tener presente que en la información financiera “medioambiental”, algunos aspectos no son medibles, pues carecen de precio en el mercado. Sin embargo el hecho de que no podamos traducirlos en cifras financieras, no quiere decir que se le reste importancia, tendremos que recurrir a la información en unidades física o a la información cualitativa.

Presupuestos

Los Presupuestos históricamente han sido un instrumento cuya función se relaciona con el control financiero de la organización. Se destacan por su importancia para minimizar el riesgo en las operaciones. Por medio de estos se mantiene el plan de operaciones de la empresa en unos límites que también sirven como mecanismos para la revisión de políticas y estrategias de la empresa y direccionarlas hacia lo que verdaderamente se persigue. Todos los tipos de presupuestos que existen dentro del Presupuesto Maestro de la empresa, tienen incidencias medioambientales. Tendríamos que identificar las diferentes partidas medioambientales en los informes presupuestarios para confeccionar entonces, el Presupuesto Maestro Medioambiental.

No solo es necesario identificar las partidas medioambientales para el caso de los presupuestos. Se necesita conocer con detalle toda actividad vinculada de forma directa o indirecta con la naturaleza para el análisis contable y financiero de cualquier entidad responsable, incluso para aquellas que por un interés comercial, más que de compromiso con la humanidad (aunque nos agradaría fuera diferente), dedica un segundo a buscar la forma de “demorar” la destrucción de la naturaleza.

Nuestra visión.

Desde la perspectiva de la generación presente, la corrección de las externalidades ambientales es uno de los pasos que puede dar la ciencia económica para el acercamiento al desarrollo sustentable. En la medida que nuestros procesos contables y financieros incorporen aspectos medioambientales, lograremos el acercamiento de la actividad económica a la protección ambiental y por qué no que hagan dependientes una de la otra.

La participación ciudadana y la responsabilidad de los gobiernos en promover el bienestar social, se hace indispensable para el éxito de los programas sociales. De la misma forma, la administración de los recursos naturales y el manejo ambiental responsable, son decisivas para un desarrollo económico-social sostenible.

Divulgar este artículo:

Puedes reproducir este artículo en otras publicaciones electrónicas o impresas en tanto incluyas: 1) Los datos de los autores correspondientes y; 2) Su fuente en Revista Vinculando, con la dirección electrónica (URL) de esta página.

 


Si te gustó este artículo, suscríbete gratis:

Suscríbete a nuestra revista hoy mismo.

 

Importante: Recuerda responder el correo de confirmación que te va a llegar en unos minutos para activar tu suscripción!

Más de 23,900 suscriptores.
¡No te quedes fuera!

P.D. Tu suscripción es segura y puedes cancelarla en cualquier momento.