Propagación y técnicas de cultivo de la Zanahoria (Daucus carota)

Descripción

La zanahoria tiene grandes propiedades alimenticias. Destaca su alto contenido de vitamina A, que ayuda a mejorar la vista. En muchos lados se considera que la zanahoria ayuda a ver mejor en la oscuridad. Se consume sobre todo fresca en ensaladas, jugos, sopas y guisados. Es una excelente guarnición para acompañar la carne y el pescado. El jugo de zanahoria es ideal para tomar a diario; puede mezclarse en la licuadora con todos los jugos de sabor fuerte o tomarse solo. La zanahoria es la única verdura que puede combinarse con jugos de frutas sin provocar fermentaciones.

Raíces anaranjadas

La zanahoria es una raíz vegetal, casi siempre naranja con una textura leñosa. Tiene un tallo corto en el que se forman las flores. Las flores son blancas con largas brácteas en su base, agrupadas en inflorescencias en umbela compuesta, como sombrillas. La raíz principal tiene una función de almacenamiento y posee numerosas raíces secundarias que sirven como órganos de absorción. El color anaranjado de las zanahorias se debe a un colorante llamado caroteno, que constituye la provitamina A. Las más aceptadas son las que presentan gran proporción de corteza exterior.

Se trata de una planta muy rústica, es decir, que crece casi en cualquier sitio y no requiere muchos nutrientes ni cuidados adicionales. Prefiere los climas templados. Las mejores temperaturas para su crecimiento están entre los 16 y 18ºC. La mínima soportable es de 9ºC. Soporta heladas ligeras. Por el contrario, las temperaturas elevadas, de más de 28ºC, aceleran el envejecimiento de la raíz y la pérdida del color.

Métodos de cosecha de la zanahoria

Se necesitan ochenta gramos de semilla por cada cien metros cuadrados, cuando la siembra se hace al voleo, es decir, arrojando la semilla al suelo. Cuando las semillas germinan deben arrancarse algunas plantas, práctica conocida como aclareo, para que no queden muy juntas. Normalmente la siembra se hace con sembradoras mecánicas y la semilla debe quedar enterrada a cinco milímetros.

La cosecha se hace antes de que la raíz alcance su completo desarrollo. El intervalo puede ser de tres a siete meses. Existen tres tipos de recolección: la cosecha manual, que se lleva a cabo en parcelas pequeñas; la recolección semimecánica, que se hace mediante herramientas acopladas al tractor, y la recolección mecánica. La mecánica es cada vez más común debido a que ahorra mano de obra y por tanto disminuye el costo de producción.

Este texto es parte del Curso integral de cultivos agronómicos para biotecnología vegetal. Para leer acerca de los 50 cultivos de este curso, así como de las fuentes consultadas, por favor visite la Presentación del mismo.

Autor: M.C en BQ Juan Carlos Martínez Frías. Centro de Investigación y Estudios Avanzados (CINVESTAV) del Instituto Politécnico Nacional, Campus Guanajuato.

¿Te sirvió este artículo? Suscríbete aquí

Suscríbete gratis a nuestra revista.

 

Importante: Recuerda responder el correo de FeedBurner que te va a llegar en unos minutos para activar tu suscripción!

No te quedes fuera:

P.D. Tu suscripción es segura y puedes cancelarla en cualquier momento.