Café mexicano en el mercado canadiense

En el presente estudio presentaremos una descripción del mercado canadiense con miras a determinar la viabilidad de exportar de manera directa el café mexicano de las organizaciones sociales cafetaleras hacia ese mercado. Así, en un primer momento enunciaremos las características principales del café desde el punto de vista del exportador que ofrece este bien. Luego delimitará el área de mercado a cubrir y se enunciarán los principales rasgos geográficos, demográficos, económicos y sociales de dicha área.

Posteriormente se hará un análisis de los factores económicos, políticos y sociales que influyen en la demanda del grano, además de presentar las tendencias históricas que dicha demanda ha presentado para posteriormente elaborar una proyección de la misma a corto y mediano plazos. En lo tocante a la oferta, se enumerarán a los oferentes nacionales y extranjeros más importantes dentro de la zona de estudio. En este caso también se presentará la tendencia histórica de la oferta y su proyección.

Determinando la viabilidad de exportar a Canadá

Tradicionalmente, la mayor parte de las exportaciones mexicanas, incluyendo las de café verde y tostado, se han dirigido hacia los Estados Unidos, fenómeno que ha sido favorecido por factores históricos, geográficos, sociales y políticos.

Así, durante 1998 el 88% de las exportaciones mexicanas se dirigieron a Estados Unidos, mientras el 74% de los productos que ingresaron al país provenían de ese país.

Canadá: Análisis de la demanda de café en Canadá

De acuerdo al tipo de bien que se aborde, se podrá identificar a los demandantes actuales y futuros, la forma en que ejercen su demanda y bajo qué condiciones, una demanda potencial puede considerarse (esperarse) que llegue a ser una demanda efectiva o real.

Puede tipificarse a los demandantes en atención a sus ingresos, sus hábitos de consumo y preferencias, la estacionalidad, así como los factores que la influyen. Cuando se tipifica a los demandantes intermedios, también es conveniente identificar cuáles son sus características, entre las que se pueden anotar: ubicación, tamaño, temporalidad, preferencias, etc [1].

La gente tiene motivos diferentes para decidir beber o no café. Tal vez sea necesario dividir el mercado potencial total en amplios sectores, denominados mercados meta, cada uno de los cuales requeriría un mensaje de promoción diferente o incluso un producto o canal de distribución diferenciado [2].

Análisis de la oferta de cafe en Canadá

En el análisis de la oferta resulta de suma utilidad conocer bajo qué condiciones los productores venden su producción; si lo hacen bajo contrato previo de abasto, cómo determinan su costo y cuáles son los mecanismos de comercialización más usuales [1].

Otra información que también resulta útil de conocer, es la forma en que los oferentes entraron al mercado, las facilidades o restricciones que enfrentaron, las dificultades que enfrentan actualmente y las ventajas o debilidades para salvarlas [2].

Los principales aspectos de la oferta que se deben analizar: número de oferentes, ubicación geográfica, volúmenes ofertados, capacidad de producción, capacidad utilizada, disponibilidad de materias primas y facilidades o restricciones para la producción.

Comercio justo canadiense

El comercio justo es una alternativa a las donaciones y ayuda unilateral. Con él se construye un futuro más seguro para los productores basándose en sus propias habilidades, siendo su principal objetivo el mejorar su calidad de vida. Algunos de los aspectos del comercio justo incluyen:

Los productores reciben un precio justo por sus bienes y una mayor seguridad en sus pedidos.

Las organizaciones de comercio alternativo (Ato’s) trabajan con los productores para mejorar la calidad de sus productos.

La comercialización de los bienes de los productores es llevada a cabo conforme a elevados estándares éticos; la continuidad en los pedidos es importante.

Comercialización de café mexicano a Canadá

El primer objetivo de la comercialización es encontrar suficientes mercados y compradores que adquieran regularmente la cantidad y calidad de café que se produce. Si los beneficios producen calidades normales a granel, en la búsqueda de compradores debe tenerse esto en cuenta [1].

El segundo objetivo es procurar que los contratos se ejecuten eficazmente. Ello requiere una buena red de comunicaciones y un departamento eficaz de expedición y documentación. El servicio postventa es tan importante como la propia venta [2].

El tercer objetivo consiste en proporcionar un servicio particular respetando las necesidades del comprador. Aunque es difícil para el productor que vende en grandes cantidades adaptar la calidad a las especificaciones particulares de cada individuo, al menos debe proporcionar un servicio impecable para que su capacidad competitiva no se limite a los precios.

Determinando la viabilidad de exportar café a Canadá: Conclusiones

Las organizaciones sociales de pequeños cafeticultores mexicanos tienen diversas opciones a considerar cuando se trata de encontrar mercados externos a los cuales exportar su café. En este sentido, Canadá destaca como un país que incluye características de población, ingresos, cercanía, clima, costumbres alimenticias, etc. que la convierten en un mercado meta atractivo dentro de nuestro mismo continente. Esto puede ser confirmado al recordar que Canadá cuenta con más de 30 millones de habitantes, mismos que tuvieron un Pib per cápita real de Cdn $27,950 durante 1999, uno de los más altos del mundo.

Si tomamos en cuenta que las principales concentraciones humanas en Canadá sólo existen en tres provincias (British Columbia, Ontario y Quebec), y consideramos que la primera de ellas presenta fenómenos migratorios provenientes de Asia que no son favorables para el consumo de diversos productos como las carnes rojas, leche o café, sólo nos queda incursionar en Ontario y en Quebec.