El concepto de bio territorio. La perspectiva bioregionalista

La idea bioregionalista ofrece una original perspectiva biocéntrica, donde la sabiduría ecológica hace alianza a la ética y a la estética, reconociendo que el equilibrio ecológico exige una profunda transformación de la transformación en la percepción que tenemos como seres humanos sobre nuestra función en el ecosistema planetario.

Esta conciencia sumerge sus raíces en los antiguos conocimientos nativos y populares y en las grandes tradiciones espirituales. La manera más adecuada de re-habitar un territorio es de colocarse a sí mismo en relación con el lugar donde se vive, descubriéndole los sentidos y destapándole las expresiones, individuándole los limites y las orillas, permitiendo a cada cual de involucrarse en actividades eco sustentables con la propia bioregion.

La idea bioregional respeta y celebra las diversidades naturales y culturales, sin embargo se sitúa más allá de las ideologías, las filosofías y las religiones, para encontrar una dimensión sagrada en una "verdadera reverencia en la dirección de un profundo valor para el mundo natural y para la subjetividad de los seres no-humanos" (G.Snyder).

La responsabilidad por su propio lugar no es moral, civil o institucional; hay que sencillamente reconocer la dimensión adecuada, la escala, las dimensiones delicadas de la realidad. La idea bioregionalista se inspira en los ecosistemas naturales silvestres; por su naturaleza entonces se exprime con unas formas descentradas.

 

La vida del lugar.

Es la idea bioregional que, colocándonos en un contexto adecuado, nos sugiere preguntas cada vez más profundas: quienes somos, de donde somos, de donde llega la agua que tomamos, los alimentos que nos nutren, donde van nuestros desechos, de donde sacamos la energía que utilizamos en nuestras casas. Haciendo esto vamos empezando a conocer las otras comunidades vivientes, las necesidades y las relaciones con las "gentes a cuatro patas", las "gentes" con las alas, las "gentes" que nadan y las que marchan de pie. Para llegar al final a pensar en los términos de una bioregion, de un embalse fluvial y lacustre, de una micro cuenca viva con poblaciones humanas, animales, vegetales, bacterianas. Es decir de un lugar vivo, interconectado y nosotros como parte de ello.

El bioregionalismo enseña de una manera especifica y concreta empezando de nosotros mismos y a partir del lugar donde vivimos, que sea el campo o la ciudad, la llanura o los cerros o alrededor de las costas marinas. Entendernos al interior de una más amplia trama de la vida de un lugar. Conocer la historia y las historias, los intercambios, las sinergias y el origen de los desequilibrios. Honrar las gentes y las culturas que allí viven. Estas son la fuerza y los principios del bioregionalismo. Vivimos hoy en un mundo donde el llamado a una mundialidad globalizada de las políticas económicas de producción está esclavizando los pueblos y los está desenraizando de sus lugares de origen.

El concepto de bioregion propone exactamente lo contrario. Cuidar las raíces en nuestro propio lugar, cuidarlo, defenderlo, respetar sus diversidades culturales y sus biodiversidades. Oír las montañas, los ríos, los bosques, el mar. No se trata de crear islas más o menos felices, más o menos abiertas, paraísos desconectados del contesto social. El teatro de la práctica bioregional es a todos los niveles de la sociedad. Desde el pequeño pueblito hasta los barrios ciudadanos, de las escuelas a los espacios productivos y financieros.

El bioregionalismo se sitúa más allá del ambientalismo. El ambientalismo ya desarrollo su función. Denunció daños, propuso la preservación de las áreas silvestres, creo campañas para cuidar la alimentación y la saluda de la gente, hizo legiferar sobre la salud publica, clima, acuerdos comerciales, puso en evidencia las prácticas insostenibles de la actual tecnología creando tecnologías más limpias y eco sostenibles.

Sin embargo seguimos alejándonos cada vez más, físicamente y espiritualmente, de la canción de la Madre Tierra. La idea bioregional se ofrece como tramite para entender otra vez las notas de esta canción. Para cambiar los paradigmas de la sociedad y nosotros mismos en profundidad: "de dominador-señor de la naturaleza a considerarse una parte de ella".

El bioregionalismo se lo conoce también como "política del lugar", con sus propias características: la convicción en el natural opuesto al político o al administrativo, una énfasis sobre la practica de ética del territorio aplicada a escala local y regional, a defender y desarrollar las diferencias culturales locales y regionales como guardianas de la adaptación ambiental in oposición a la monocultura globalizada.

 

Que es una bioregion?

Como definir, precisar, determinar una bioregion definiendo sus limites sin crear en los pobladores humanos disonancias lamentables que pueden crear diferencias políticas y territoriales importantes entre pobladores ¿, como evitar intolerancias y regionalismos exacerbados que pueden en fanatismos exagerados, autonomismos injustificados y en conflictos sociales ¿. Y como definir el derecho al uso de los recursos de una bioregion donde los pueblos que viven actualmente se destruyen en nombre de derechos históricos, culturales, religiosos como es el caso entre palestinos y israelíes ¿.

Hay cuatro posiciones para definir una bioregion.

  1. una posición determinista di tipo ambiental. La naturaleza determina las culturas dentro de especificas regiones, donde cada elemento de frontera empleado para definirla (hidrológico, orogenetico, fisiográfico, climático, vegetacional o de vida animal) puede configurarla de una manera distinta
  2. una posición de correspondencia entre cultura humana y naturaleza en una escala bioregional. Ejemplo son las culturas biogeográficas étnicas norteamericanas (áreas culturales nativas de las llanuras, culturas de las forestas boreales, de los bosques del este mapadas para Kroeber) y mesoamericanas ( culturas del desierto entre sur de Estados Unidos y norte de México, áreas culturales nativas maya, nahuas, p’urepecha, mixteca, popoloca, tarahumara, áreas culturales nativas caribe)
  3. una posición de tipo posibilista, donde la geografía fija simplemente algunos limites o aporta algunos recursos, y donde las bioregiones en su completo desarrollo aportan sobretodo lo principal de sus culturas humanas y animales
  4. una posición de tipo de conciencia subjetiva, donde quien que la gente piensa de ser es donde esta. Es importante que la gente se reoriente ecológicamente de una manera personalizada, donde las fronteras exactas de esta reorientación no son importantes. De esta manera, mismo si los confines tribales (o otros limites territoriales construidos con culturas focalizadas a un territorio o en una relación con la tierra) no corresponden a un limite especifico en la naturaleza, esto constituye una bioregión.

Es evidente que estas posiciones no son contradictorias entre ellas ni mutualmente exclusivas. Si una configuración regional es también el producto de una cultura humana, el lugar donde la gente piensa que es exactamente donde esta.

Escribe L. Mumford in The Culture of Cities que históricamente las culturas tribales y civilizadas, para definir un territorio de vida, los criterios fisiográficos y vegetacionales prevalen en los primeros estadios culturas y son gradualmente reemplazados por las culturas fluviales (regiones hidrológicas) y a su vez substituidas por las regiones de ciudades, que oscurecen las posiciones geográficas.

Una bioregión puede no existir en el suelo de un territorio o puede ser el producto de una interacción cultura-naturaleza en cambio constante. Todo esto no debe invalidar el concepto de bioregion. El desarrollo verdadero de una sociedad sustentable depende de su propia habilidad en adaptarse y hacer referencia de una manera amplia con un ecosistema y de una manera reducida a una provincia biogeográfica.

Nota: Mucho agradecemos el apoyo de Fulvio Gioanetto del proyecto "La Tuza Golosa," rossocoyote@yahoo.com.mx al enviar este artículo.

¿Te sirvió este artículo? Suscríbete aquí

Suscríbete gratis a nuestra revista.

 

Importante: Recuerda responder el correo de FeedBurner que te va a llegar en unos minutos para activar tu suscripción!

No te quedes fuera:

P.D. Tu suscripción es segura y puedes cancelarla en cualquier momento.