Remedios caseros para inflamación de próstata, testiculos y riñores

Inflamación de la próstata

La próstata es una glándula situada entre la vejiga, el pene y el recto, cuya inflamación proviene frecuentemente de la blenorragia.

Sus síntomas son dolor al defecar, estreñimiento, falsas ganas de evacuar , ganas imperiosas de orinar, dolor que se expande hacia el muslo y el pene, sensación de peso en el ano y flujo del líquido prostático, sobre todo al esforzarse en defecar.

1. Una o dos veces al día darse un baño de tronco con fricción, con agua templada, durante un cuarto de hora.
2. Aplicar por la noche una compresa derivativa.
3. Evitar las relaciones sexuales.
4. Darse un baño de vapor en el vientre durante 15 minutos dos veces por semana.
5. Comer espárragos y semillas de calabaza.
6. Tomar diariamente una cucharadita de aceite de ajonjolí crudo, sin refinar, durante un mes.

Incontinencia de la orina

Esta anormalidad la causa el estado débil de la vejiga o de los nervios que regulan el esfínter del cuello de este órgano, lo que provoca la salida involuntaria de la orina.

1. Evitar tomar líquidos después de la cena.
2. Usar poca sal en las comidas.
3. Tomar té de hojas de saúco o fresa.
4. Comer muchos espárragos.
5. Cuando se trate de un niño, despertarlo por la noche para que orine.
6. Vigilar que se hagan por lo menos dos evacuaciones al día.

Inflamación de los testículos

Se presenta por regla general después de una blenorragia mal curada y en enfermedades infecciosas. Hay dolor y aumento del volumen del escroto, que se pone rojo, así como fiebre y vómitos. La inflamación destruye en partes el tejido del epidídimo e impide el paso del semen proveniente del testículo. Si se inflaman ambos testículos a la vez el enfermo puede quedar estéril.

1. guardar reposo y llevar siempre puesto un suspensorio hasta tiempo después de desaparecida la inflamación.
2. Friccionar dos veces al día el bajo vientre durante 15 minutos con agua tibia, sujetando con una mano los testículos.
3. Abstenerse de comer huevos.

Inflamación de los riñones

Con el nombre de “nefritis” se conocen diferentes clases de inflamación de los riñones y según el caso los síntomas pueden ser diferentes. Cuando hay fiebre, la eliminación de la orina suele ser escasa, concentrada y turbia; en la región de los riñones se presentan fuertes dolores y retención de líquidos, lo que produce hinchazón en pies y piernas, dolor de cabeza, mareos, diarrea, dificultad para respirar y palpitaciones del corazón. Puede ser provocada por enfermedades como difteria, gripe o escarlatina, asi como por frío o fatiga.

1. Guardar reposo hasta que la inflamación desaparezca.
2. Abstenerse de comer sal.
3. Tomar té de ramas, flores y semillas de retama, de hojas de fresa, saúco, de raíz de perejil, de bajas de enebro, alcachofa, ortiga blanca, cebolla, apio, de almendras de cacao, de corteza de cuachalalate.
4. Beber como agua de uso un cocimiento de cabellos de elote, raíz de acedera, ramas tiernas de ciprés, damiana, de higos grandes y maduros con un puño de pasas.
5. Ingerir en ayunas una infusión de hojas de diente de león.
6. Aplicar compresas de agua de bardana y retama, cabellos de maíz o cola de caballo.
7. Tomar jugo de alfalfa.

Nota

El presente texto no pretende en ningún momento sustituir la consulta a un profesional médico de tu confianza en caso necesario. No obstante, estamos convencidos de que esta página puede ser una útil referencia para todas aquellas personas interesadas en el tema de la salud y la presentamos como tal.

Si te gustó este artículo, suscríbete gratis:

Suscríbete a nuestra revista, es muy fácil y seguro.

 

Importante: Recuerda responder el correo de confirmación que te va a llegar en unos minutos para activar tu suscripción.

Más de 24,400 suscriptores. ¡No te quedes fuera!



P.D. Tu suscripción es segura y puedes cancelarla en cualquier momento.