Educación ambiental en Cuba

Muchas veces se ha dicho que cuando Colón llegó al Nuevo Mundo estas tierras estaban cubiertas de espesos bosques. Y, durante siglos, el término de Medio Ambiente no existió en el lenguaje de los políticos, ni de la gente.

Tampoco se le prestó atención a la manera en que las antiguas civilizaciones vivían en armonía con la Naturaleza y hasta la veneraban.

Se asegura que con el desarrollo industrial el planeta empezó a enfermar. El hombre comenzó a servirse de la naturaleza, a explotarla, sin observar cuánto la afectaba. La tala indiscriminada de árboles eliminó grandes extensiones boscosas y erosionó los suelos; se contaminaron los ríos y mares, se empezaron a emitir gases nocivos a la atmósfera y también fue el principio del fin en la vida de especies de plantas y animales, que ya no veremos más.

Todo parece indicar que la rebeldía de los años 60, propició la preocupación por los daños al entorno. Y esto llegó al punto de dedicar un día al Medio Ambiente: el 5 de junio. Pero, hasta la Cumbre de la Tierra celebrada en Río de Janeiro en 1992 el asunto no tomó las dimensiones que requería.

A partir de esa cita mundial muchos gobiernos, entre ellos el de Cuba, firmaron convenios y protocolos internacionales que los compromete con acciones concretas para proteger la ecología. También se crearon estructuras permanentes de gobierno para velar por el medio ambiente. Un ejemplo de esto en nuestro país fue el nacimiento del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), con sus dependencias. Los acuerdos de la Cumbre de Río beneficiaron particularmente a los pulmones del planeta.

Tree fern

Imagen via Wikipedia

Otro de los temas que hoy causa alarma en el mundo está relacionado con la degradación de los suelos. Se dice que la pérdida de la capa cultivable de numerosas áreas del planeta constituye una de las causas de la pobreza de millones de sus habitantes. Y esto ocurre, tanto por la deforestación, como por el abuso en la utilización de sustancias químicas que generen mayores ganancias económicas. Pero no son estas las únicas razones: explotar la tierra sin límites también la perjudica. Entonces, ¿cómo regular la relación del hombre con la naturaleza?

Sería casi imposible disponer de un protector para cada animal, planta o río. Por eso el CITMA concede una importancia privilegiada a la Educación Ambiental. Cada uno de nosotros es el mejor velador de estos recursos.

Se trata de preparar a las actuales y futuras generaciones en el por qué de preservar el entorno. Salvar este, nuestro espacio natural, empieza por mantener la higiene de los lugares más cercanos a nosotros. La cultura de los pueblos también se evalúa por su actitud ante el medio; el cuidado de una flor o las aves; la limpieza de sus calles o el destino de los desechos. Todos estos elementos sirven como rasero para medir la calidad de vida.

Hacerla saludable y plena eso depende de nuestro accionar por lo proponemos como Problema Científico: ¿Cómo elaborar un conjunto de acciones para fortalecer la Cultura Ambiental en el reparto Flora del municipio Antilla?

Tener derecho de respirar un aire cada vez más limpio es deber de todos donde proponemos como objetivo: Crear un conjunto acciones para fortalecer la Cultura Ambiental en la comunidad del Reparto Flora del municipio Antilla.

La Educación Ambiental es un poderoso instrumento para lograr cambios de actitudes de la población hacia el medio ambiente, como una vía indispensable para frenar el alarmante deterioro a que está sometido. Es por esto, que la educación ambiental transciende el sistema educativo tradicional y alcanza la concepción de medio ambiente y desarrollo, dirigido a todas las edades, sectores y grupos sociales, jóvenes y adultos sus experiencias sobre el cuidado de su entorno.

(…)

Una importante dirección de la Estrategia Nacional de Educación Ambiental (ENEA), es el trabajo hacia las comunidades, el que debe incidir en la toma de decisiones y en la solución de los problemas locales que contribuyan a mejorar las condiciones de su medio natural y psicosocial, transitando hacia modos de vida más sanos. También debe conducir a fortalecer los sentimientos de la identidad cultural cubana, a través del cuidado de nuestro patrimonio, de nuestros recursos y de nuestra soberanía.(1)

En nuestro municipio, por su característica geográfica, por el transporte, por sus fábricas, entre otras causas, existe contaminación y contaminantes, donde todos estamos en la obligación de aportar nuestro granito de arena en beneficio de nuestro entorno, ya que el mismo permite que tengamos una vida más sana.

El la localidad del reparto Flora de nuestro municipio existen muchas edificación las que llevan consigo:

  1. La creación de algunos microvertederos donde existe gran contaminación, y está dañando el medio ambiente.
  2. El desbordamiento y roturas de las tuberías y fosas que provocan contaminantes.
  3. Los automóviles que existen en la zona, no tienen el mata chispa por lo cual contaminan el medio.
  4. La creación de otras viviendas donde se destruye la vegetación.

Estas son algunas de las causas que provocan la contaminación en la zona del Reparto Flora de nuestro municipio la que lleva consigo daños a las personas y no solo a ellas sino a la vida en la tierra. Por estas tenemos que tomar acciones que eviten la contaminación en dicha Localidad.

En estas acciones se trabaja y se sigue trabajando para fortalecer una cultura ambiental en el reparto flora, y sabemos que podemos con nuestros propios esfuerzos salvaguardar nuestro entorno, estas acciones son:

  1. Dar talleres y mitin en la Localidad sobre la protección del Medio Ambiente.
  2. Crear actividades con los cederistas para crear una cultura en el cuidado del Medio Ambiente.
  3. En las reuniones leerles folletos de las causas de la contaminación del medio que nos rodea.
  4. Crear un grupo de Cederistas que velaran por el cuidado del medio, donde los vecinos se verán en la obligación de mantener sus patios límpidos y libres de contaminantes.

Estas acciones entre otras han servido para que los que viven en dicho reparto, mejoren su calidad de vida, hoy se sigue trabajando para que todos tengamos un mundo mejor y comprendan que nosotros mismos somos los causantes de muchas enfermedades, no quiero imaginarme una ciudad sintética; sin ríos, parques y el aire enrarecido por el humo, donde sólo se sepa de las playas por el cine o la televisión. ¿si es así es mejor no vivir?

Entonces estas son razones suficientes para cuidar nuestro alrededor. Si no lo haces todavía, cada amanecer es una buena oportunidad para comenzar.

Referencias:

  • (1)

Si te gustó este artículo, suscríbete aquí:

Suscríbete gratis a nuestra revista.

 

Importante: Recuerda responder el correo de confirmación que te va a llegar en unos minutos para activar tu suscripción!

No te quedes fuera:

P.D. Tu suscripción es segura y puedes cancelarla en cualquier momento.