El Neem en la salud animal y en el control de plagas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y un reporte de la Agencia del Ambiente de las Naciones Unidas (WHO-UNEP 1989) estiman que hay un millón de casos de personas envenenadas con plaguicidas cada año en el mundo, de las que mueren alrededor de 20,000 y la mayoría se registra en países en desarrollo.

Este problema se ha agravado porque muy pocos, si algunos, nuevos compuestos han llegado a remplazar los viejos insecticidas.

El extracto del neem como insecticida ha sido aprobado por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE. UU. (EPA) para su uso en control de plagas en cultivos, para la obtención de alimentos. Se encontró que no era tóxico para seres humanos, animales e insectos auxiliares, protegiendo las cosechas con más eficacia que los 200 pesticidas mas usados y costosos.

En un control de plagas que sea ético, equitativo y ecológicamente sano, es necesario que los agentes de control específicos para las plagas, sean no tóxicos a los humanos y a la biodiversidad, biodegradables y con menos posibilidad de que las plagas puedan crear resistencia a ellos, aparte de que sea menos costoso. Entre varias opciones el neem esta identificado como un pesticida natural suave al ambiente.

Los insecticidas basados en el neem no producen efectos tóxicos por contacto sobre organismos útiles. Incluso hay autores que consideran que estando los insectos parásitos más débiles son mas fácilmente atacados por sus enemigos.

Insectos que controlan

Se reportan más de 200 insectos que son afectados o muestran susceptibilidad al neem (warthem, 1989). A continuación se mencionan algunos órdenes y plagas agrícolas que son afectadas por los productos de neem, así como sus efectos.

Coleóptera. Las larvas de los escarabajos, especialmente fitofagos, coccinélidos (escarabajo mexicano del haba y escarabajo del pepino); crisomélidos (escarabajo colorado de la papa entre otros); quienes reusan a comer plantas tratadas con neem, crecen pocos y algunos mueren por contacto.

Díptera. Muchas especies de insecto díptero, como moscas de la fruta, mosco del cuerno y mosca doméstica, mosca del melón, zancudos, por ejemplo; son susceptibles a los productos del neem.

Homóptera. Afidos (de los cítricos, del algodón, caña de azúcar), psilidos, mosquita blanca y otros homópteros son sensibles a los productos de neem. La ninfa de defoliadores presenta considerable efecto antialimentario y efectos reguladores del desarrollo.

Himenóptera. En este grupo (como minador de la hoja del abedul, hormiga de la madera, abeja mielera), el neem provoca efectos antialimentarios y tiene efectos reguladores del crecimiento en los estados inmaduros.

Lepidóptero. Las larvas de lepidóptero como gusano soldado, barrenador del fruto, gusano cogollero del maíz, gusano del tabaco, presentan una alta sensibilidad al neem, el cual bloquea la alimentación aunque el efecto más importante es la interrupción del crecimiento.

Orthóptera. En defoliadores como grillos y langostas, el efecto antialimentario es el más importante, estas especies rehuyen a comer las plantas tratadas con neem. Recientemente un nuevo efecto descubierto es el que modifica su comportamiento gregario a formas solitarias.

Thysanoptera. El neem es muy efectivo en ninfas de trips (trips de arroz), que están presentes en el suelo; a los adultos los obliga a salir de sus refugios en las plantas al provocar repelencia.

Además de las arriba mencionadas, se ha probado que el neem también es efectivo sobre blattodea, phasmida, phtniraptera, siphonoptera y ostracodos, arañas y nematodos, especies nocivas de lombrices y hongos, incluyendo el productor de aflatoxina, asperguillus flavus.

Resultados obtenidos en pruebas de campo, en plantaciones de cultivos alimentarios en países tropicales, han demostrado los beneficios del control de plagas a base de los derivados del neem, han aumentado así la productividad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha llevado a cabo con éxito ensayos con neem en aguas para combatir los mosquitos de la malaria.

Componentes químicos del neem y su efecto sobre insectos. El neem posee constituyentes biológicamente activos como los triterpenoides, (llamados mas específicamente limonoides), y de estos los mas importantes son azadiractina, salanina, meliantrol, nimbina y nimbidina, reconociéndose los siguientes efectos: interrumpen o inhiben el desarrollo de huevos, larvas y pupas; bloquean la muda de larvas a ninfas; repele larvas y adultos; repele a las hembras para ovipositar; esteriliza a los adultos; envenena a las larvas y adultos; disuade a los insectos a alimentarse; confunde a los insectos para realizar la metamorfosis e inhibe la formación de quitina (NRC, 1992; saxena et al, 1983):

Puede afirmarse que en términos generales los estractos de neem afectan cerca de 300 especies de insectos en los siguientes ordenes: orthoptera (chapulines): blattaria (cucarachas); homóptera (pulgones), lepidóptero (mariposas); díptera (moscas); coleóptera (escarabajos y gorgojos), himenóptera (avispas y hormigas); isóptera (termitas), thyzanoptera (trips) y siphonaptera (pulga) (NRC,1992; stoney, 1998). Los extractos de neem son efectivos para proteger a las plantas de los defoliadores, sin afectar a las abejas las cuales son benéficas para la polinización.

En neem no crea ninguna resistencia en los insectos, ya que la mezcla compleja de ingredientes activos, impide que adquieran inmunidad; mientras que los productos químicos-sintéticos, que frecuentemente contienen un ingrediente activo, sí llegan a ser tolerados por los insectos (NRC, 1992; norten 1999). Además los extractos de neem no son tóxicos a insectos benéficos como ciertas avispas, mariposas y abejas, debido a sus hábitos alimenticios o por diferencias en su metabolismo.

Neem como alimento animal

Las hojas: las hojas de neem contienen una considerable cantidad de proteínas, minerales y caroteno y una adecuada cantidad de elementos menores excepto zinc. Lo anterior puede ser de una gran ayuda para suplantar la deficiencia de cobre cuando damos pastura seca como alimento.

Cabras y camellos: el alimento para cabras y camellos generalmente es sazonado con hojas de neem y algunas veces se les administra como única comida especialmente en la temporada de invierno. Sin embargo, estudios serios no están a la mano acerca del aprovechamiento de la alimentación con hojas de neem a estos alimentos. Observando que estos tienen una gran capacidad de vivir en áreas calurosas y secas, hay una gran oportunidad de ayudarlos en su alimentación con las hojas de neem.

Ganado y búfalos: en las hojas de neem encontramos una cantidad significativa de proteína cruda digerible y nutriente digerible totalmente. Al ganado se le puede dar de comer pequeños tallos y hojas en cantidades bajas mezcladas con otras pasturas.

Alimentos para aves: el aceite de neem puede ser usado en los alimentos para aves. Los ácidos grasos, que forman parte de la composición del aceite, nos indican que es una rica fuente de cadenas largas de ácidos grasos, contienen azaridactinas, meliantriol y salannin. El aceite de neem se puede usar como complemento en el alimento de aves.

Torta de neem (residuo de la molienda de la semilla)

La torta puede reducir considerablemente la falta de suplementos proteínicos en animales de alta producción. Las semillas de neem contienen suficiente aceite y la torta es su mayor subproducto. La torta de neem contiene todos los aminoácidos esenciales y no esenciales, incluyendo azufre que a su vez contiene aminoácidos, pero con cantidades insignificantes de valine y tritophan.

La torta contiene azufre (1.07-1.36%) siendo esto mayor que en cualquier otra torta. El contenido de nitrógeno varía de 2-3%. La torta contiene alta proteína cruda, extracto de éter y fibra. Es también una excelente fuente de proteína animal (hasta un 40%). Es fácil almacenarla y su calidad no se pierde en la misma, tampoco es susceptible de ser atacado por hongos. La torta procesada se puede emplear como un buen alimento de aves. Siendo la torta amarga, actúa para abrir el apetito. También combate a las lombrices.

Usos del NEEM en ganado y aves

En la India se practica el control de diversas plagas y enfermedades del ganado con subproductos del neem. Las hojas son utilizadas para eliminar gusanos en heridas.

El aceite de las semillas se usa para repeler las moscas que ovipositan en las heridas. También existen evidencias de que controla la bacteria Staphylococcus aureus, causante de la inflamación de glándulas mamarias (mastitis), y la bacteria Salmonella sp, agente causal del aborto en equinos, vacas y ovejas (NRC, 1992).

Actualmente en la producción pecuaria se ha podido comprobar la eficiencia de los insecticidas del neem para combatir la acción de diferentes ectoparásitos que afectan el ganado. Para el control de la garrapata (Boophilus microplus) en el ganado vacuno se emplea la semilla o torta molinada (pasta resultante de la extracción del aceite) también se usa hoja seca de neem molida.

Para el acaro y piojo aviar (Megninia gynglimara y menopon gallinae) en gallinas ponedoras, estas pueden tratarse con extractos acuosos de semilla, torta y hoja seca molida. En el caso de los ácaros causantes de la sarna en conejos y porcinos, se hacen hasta tres aplicaciones locales de una pomada que contenga aceite de neem.

Suplementos alimenticios para el ganado que contengan polvo de hoja de neem, acabara con las lombrices. Cremas que contienen aceite de neem son usadas para curar heridas en los animales siendo también repelentes a moscas y mosquitos.

El aceite de neem es un producto obtenido de las semillas del árbol de neem, no es tóxico para el humano o animal de sangre caliente, además es biodegradable. Debido a sus ingredientes activos al aplicarlo externamente sobre la piel del ganado, el aceite actuará sobre los insectos y demás parásitos inhibiéndoles el apetito, el crecimiento y fertilidad, a la vez que esteriliza sus huevecillos; también actúa como repelente de las moscas. Por su manera de actuar los resultados los empezamos a observar a las 24 horas de su aplicación.

Usos externos

  • Heridas e inflamaciones. El aceite de neem aplicado directamente sobre las heridas e inflamaciones es altamente eficaz para cicatrizar y bajar las inflamaciones.
  • Piel. El aceite de neem se usa para combatir parásitos, afecciones de la piel y todo tipo de erisipelas. Contiene una combinación de azufre orgánico entre otros ingredientes.
  • Al combatir la garrapata y la mosca en el ganado mantiene al ganado libre de garrapatas y moscas por un periodo de 7 a 10 días, dependiendo de las condiciones ambientales.

Usos internos

Vacas lecheras: uno de los problemas más importante que se presentan en la producción de leche, es la baja de peso en el ganado debido a la anorexia, fatiga y anemia, con la consecuente baja en la producción de leche. Aunque las causas son varias, la más común sin duda es la toxicosis subaguda del hígado. Problemas ambientales como agua contaminada, residuos de insecticidas en los alimentos y hongos, son los principales responsables de esta enfermedad. Para combatirla debemos administrar al ganado polvo de hoja de neem disuelto en agua. Zade (1999) observó que la alimentación de este polvo mejoró el apetito, el funcionamiento del hígado y la salud general de las terneras tratadas.

El aceite de neem ayuda a combatir una serie de enfermedades internas del ganado (caballo, bovinos y ovejas) como parásitos, hongos, inflaciones, fiebres, etcétera, tomado internamente.

Hoy en día las publicaciones científicas en varias revistas subrayan que las hojas de neem y sus extractos pueden ser usados como inmunoestimulantes en aves de corral y hepatoprotectores, en varios otros animales. En aves de corral, el uso de hojas de neem también se recomienda para prevenir aflatoxicosis causadas por los hongos aspergillus flavus.

Aparte del uso regular del aceite de neem para curar metritis y andometritis, es muy popular entre los trabajadores de las ideas que dirigen inseminación artificial de ganado; se recomienda aplicar el aceite para tratamiento de infecciones mayores de la piel, como el eczema, sarna y úlceras. Desde el principio del siglo XX los hospitales veterinarios del gobierno en el sur de la India acostumbraban tener su dotación de aceite de neem y de polvo de hoja de neem, como una medicina del bazar estándar.

Desde hace mucho tiempo el aceite de neem se usa en la India para limpiar el tracto uterino de vacas en caso de metritis y endometritis. Mientras se dirigía la inseminación artificial (IA) se notó que a pesar de la repetida IA, en ciclos regulares de estro, las vacas y búfalos hembras no se preñaban debido a metritis subclínicas, que cursan sintomáticas o permanecen sin detectar. El uso regular intrauterino del aceite de neem fue efectivo (Deoporkar, 1996). En pruebas de Hirudkar et al. (1997) el aceite de neem mostró buena eficacia como acaricida contra sarcoptes sacabiei, el agente causal de la sarna sarcoptica en ovejas.

Usos del aceite de neem en animales de Veracruz

En Tepetzintla Veracruz, se está evaluando el aceite y polvo de hoja de neem en ganado, obteniendo hasta el momento excelentes resultados en cuando a dosis, costos y efectividad.

La evaluación se está realizando en heridas de crías de ganado ocasionadas por pasta descornadota, hernias, inflamaciones de ombligo, gabarro, heridas por cirugías (como antiviótico), garrapatas, parásitos, mastitis, etcétera.

Directora de Neemver.

Fuentes:

  • The Neem foundation. Memoria de potencialidades y manejo del neem.
  • INIFAP, Centro de Investigación Regional del Noroeste, campo experimental de todos santos, Dic. 2001.

Si te gustó este artículo, suscríbete gratis:

Suscríbete a nuestra revista, es muy fácil y seguro.

 

Importante: Recuerda responder el correo de confirmación que te va a llegar en unos minutos para activar tu suscripción.

Más de 24,400 suscriptores. ¡No te quedes fuera!



P.D. Tu suscripción es segura y puedes cancelarla en cualquier momento.