Apología del grano de café. Dichos y refranes sobre el aromático.

  • Una buena taza de su negro licor, bien preparado, contiene tantos problemas y tantos poemas como una botella de tinta..
    Rubén Darío
  • Si no hay café para todos, no habrá para nadie.
    Ernesto ‘Che’ Guevara
  • Espuma del capuchino. Amargor cremoso y dulce. Vetas blancas y cafés.
    Haijku del Café
  • -¿Cómo vas a hacer el café en la oscuridad?
    -No sé- dijo la Maga, removiendo unas tazas. Antes había un poco de luz.
    Encendé Ronald -dijo Oliveira-. Está ahí debajo de tu silla. Tenés que hacer girar la pantalla, es el sistema clásico.
    -Todo esto es idiota -dijo Ronald, sin que nadie supiera si se refería a la manera de encender la lámpara. La luz se llevó las esferas violetas y a Oliveira le empezó a gustar más el cigarrillo. Ahora se estaba realmente bien, hacía calor, iban a tomar café.
    Julio Cortázar
  • Pienso que si hubiera sido mujer, usaría café como perfume.
    John Van Druten
  • La buena comunicación es tan estimulante como el café negro, e igual de difícil de olvidar al dormir.
    Anne Morrow Lindbergh
  • Nadie está jugando. Las piezas del ajedrez necesitan, también, cafeína. ¡Motiva sus jugadas!
    Haijku del Café
  • El café fuerte me resucita, me causa un escozor, una carcoma singular, un dolor que no carece de placer. Mas me gusta, entonces, sufrir que no sufrir.
    Napoleón Bonaparte
  • Me gusta la vida enormemente pero, desde luego, con mi muerte querida y mi café.
    César Vallejo
  • Hola que tal, Nicotina. ¿Te gustaría uno? Oui, bien sur. Demoníaco amigo del café.
    Haiku del café
  • Claro que el café es un veneno lento; hace cuarenta años que lo bebo.
    Voltaire
  • Sólo el café irlandés provee en un sólo vaso los cuatro grupos esenciales de comida: alcohol, cafeína, azúcar y grasa.
    Alex Levine
  • La mujer es como una buena taza de café: la primera vez que se toma, no deja dormir.
    Alejandro Dumas
  • Se cambia mas fácilmente de religión que de café.
    Georges Courteline
  • Silvido, gorgoreo y goteo. Buenas cosas llegan a aquellos que esperan. Taza caliente de karma.
    Haijku del Café
  • De hecho, esta parece ser una necesidad básica del corazón humano en casi toda crisis importante: una buena taza de café caliente.
    Rey Alejandro
  • El buen café endulzado, delicioso es más que mil besos, dulce sabe cual vino moscatel, ¡café, sí, es café lo que quiero! Y quien deseare darme a saborear una exquisita bebida, venga a ofrecerme una taza de café.
    J. S. Bach
  • Yo he medido mi vida en cucharitas del café.
    T.S. Eliot
  • Ni amigo reconciliado, ni café recalentado
    Anónimo
  • El sol siempre sale. Aquí está una razón para levantarse. Llenar la sombra de la silla.
    Haijku del Café

  • La dueña de casa debe preocuparse de que el café resulte óptimo, y el dueño de que los vinos sean de primera calidad.
    Anthelme Brillat-Savarín
  • El té carece de la arrogancia del vino, del individualismo consciente del café y de la inocencia sonriente del cacao.
    Anónimo
  • Sexo en una casa de cristal. Revolviéndose para que todo el mundo las vea. Una orgía de cucharas.
    Haijku del Café
  • El café es un bálsamo para el corazón y el espíritu.
    Giuseppe Verdi
  • El café es negro como el demonio, caliente como el infierno, puro como un ángel y dulce como el amor.
    Charles Maurice de Talleyrand-Perigord
  • ¿Café divertido o triste? ¿Amor u odio? ¿Vida buena o mala? Pensar les hace así.
    Haijku del Café
  • Sin mi café de la mañana, soy sólo como una pieza dorada y seca de carnero.
    Johann Sebastian Bach
  • Detrás de cada mujer exitosa hay una cantidad substancial de café.
    Stephanie Piro
  • Un suave rugoso. La textura ideal. Olor a madera. Color café cremoso. Granos verdes en un costal de yute.
    Haijku del Café
  • No hay nada como una taza de café para estimular las células del cerebro.
    Sherlock Holmes en “La aventura de los tres Garrideb” 1927
  • Yo orquesto mis mañanas al son del café.
    Harry Mahtar
  • La cafeína hace contexto. Este mundo se irradia a partir de ti. Taza que expande la mente.
    Haijku del Café
  • El café debe ser negro como el infierno, fuerte como la muerte y dulce como el amor.
    Proverbio turco
  • “Frente a una taza con café se piensa, pero también se
    discute, se recuerda o se argumenta. Frente a la taza con café se columbra,
    se reflexiona, se sueña, se imagina, se escribe, se conversa, se enamora,
    se seduce, se rompe, se reconcilia, se halaga, se sugiere, se invita…
    Y el café, el misterioso café escucha, profetiza, atestigua, aconseja, da fe,
    observa, asiente, se ruboriza…”
    Gustavo Máynez Tenorio
  • Son urnas las que contienen nuestro café. Y las urnas son para nuestras cenizas. ¿Una coincidencia?
    Haijku del Café
  • Del origen del café…
    En cierta ocasión en que el Profeta Mahoma estuvo enfermo, se le presentó el ángel Gabriel, quien le devolvió la salud, luego de ofrecerle una bebida aromática y negra como la gran Piedra Negra que existe en La Meca.
    Anónimo
  • El café huele a cielo recién molido.
    Jessi Lane Adams
  • ¿Cómo es que la corteza de los árboles terminó en una lata que espolvoreamos sobre espuma de leche?
    Haijku del Café
  • El Abad del monasterio, decidió darle a este fruto, el nombre de Kaaba, que en árabe quiere decir “piedra preciosa de color café”.
    Anónimo
  • Ninguno de nosotros es tan inteligente como todos nosotros juntos
    Proverbio japonés
  • El era mi crema y yo era su café. Y cuando nos ponías juntos, era algo realmente especial.
    Josephine Baker
  • Si por beberte me dan muerte, y por no la vida, prefiero la muerte y beberte y no la vida sin verte.
    Anónimo
  • ¡Programadores! ¡Poetas! ¡Momias! ¡Mecánicos! ¡Vendedores! Les serviremos a todos ustedes.
    Haijku del Café
  • La amistad es como el café, una vez frío nunca vuelve a su sabor original, aún si es recalentado.
    Kant
  • Los hombres de este mundo son como / granos de café en un molino / uno antes, uno después, otro enseguida, / todos acaban por seguir el mismo destino.
    Giuseppe Belli
  • Qué triste. Vaso vacío. Fue bueno. Y la vida es, también. ¡Ordena más de cada uno!
    Haijku del Café
  • Um beijo no pé / outro em tua boca / depois do café. Un beso en el pié / otro en tu boca / después del café.
    Carlos Seabra
  • El café tiene dos virtudes: es húmedo y caliente.
    Proverbio Holandés
  • Llamé para preguntarte. ¿Puedes oler mi aliento a café? Yo puedo oler, también, el tuyo.
    Haijku del Café
  • El café es tan grave, tan exclusivo, tan definitivo, que no admite acompañamiento sólido. Pero yo lo finto, saboreando, junto con él, el aroma del pan tostado con mantequilla que alguien pidió en la mesa contigua.
    Mário Quintana
  • Jornal aberto, café, leite e sangue: guerra de perto. Periódico abierto, café, leche y sangre: guerra de cerca.
    Carlos Seabra
  • Vieja y gastada silla de madera. Hacer Zazen entre luces y sombras. Medita en ello.
    Haijku del Café
  • Ningún café puede ser bueno en la boca si primero no ha mandado una dulce oferta de olor a las fosas nasales.
    Henry Ward Beecher
  • Hay algo de nostálgico en el despertar diario, en las rutinas de mañana, en las expectativas del día.
    Quisiera que el tiempo fuera estático y el café infinito. Sobretodo esos primeros minutos de la mañana en que uno confunde los sueños con la realidad y todo puede ser posible. Quisiera extender ese tiempo y esa sensación, que mi taza no se vaciara.
    Tramontana
  • Nos leemos uno a otro. No yo, ni tu. Tu y yo. Nosotros escribimos estos Haikus.
    Haijku del Café
  • Tan pronto como el café llega a su estómago, sobreviene una conmoción general. Las ideas empiezan amoverse, las sonrisas emergen y el papel se llena. El café es su aliado y escribir deja de ser una lucha.
    Honoré de Balzac
  • Entre los muchos lujos de la mesa, el café puede ser considerado como uno de los más valiosos. El atisba la alegría sin intoxicación, y el placentero flujo de espíritus que ocasiona nunca es seguido de tristeza, languidez o debilidad.
    Benjamín Franklin

Recopilación realizada por Francisco Aguirre, con un agradecimiento especial para Jaime Coello por sus valiosas aportaciones. Los Haikus del café fueron traducidos del libro “Cafe Haiku”, con textos de Zenbu Nometa y fotografías de Jeffrey Goldsmith. Para contactar directamente a los autores visite: cafeHaiku.com

¿Te sirvió este artículo? Suscríbete aquí

Suscríbete gratis a nuestra revista.

 

Importante: Recuerda responder el correo de FeedBurner que te va a llegar en unos minutos para activar tu suscripción!

No te quedes fuera:

P.D. Tu suscripción es segura y puedes cancelarla en cualquier momento.