Nicaragua: historia de inmigrantes. De dónde eran y por qué emigraron

Todos los países han sido producto, temprano o tarde, de inmigrantes, especialmente los países americanos.

Las mayor parte de los científicos coinciden que el hombre americano vino originalmente del Asia, pasando por el estrecho de Bering, cuando era tierra sólida debido a la extensión de sus playas, porque gran parte del agua estaba convertida en hielo y concentrada en grandes témpanos, dejando amplias regiones con tierra sólida donde podían caminar y cazar.

El hombre fue caminando hacia el sur del continente en diferentes épocas, hasta llegar a Centro y después a Sur América.

En Nicaragua, la primera migración fue de los cazadores de grandes mamíferos como el bisonte y mamut, y de conchas marinas hace más de 3,000 años (huellas de Acahualinca, restos en Monkey Point)

Posteriormente pasaron por este pais provenientes del centro de México migraciones de origen Chibcha, hace más de 2000 años, que podrian ser los chontal-matagalpas.

Del valle del Orinoco en Sur América subieron grupos que luego formaron los Miskitos, Sumos y Ramas. De California y de Guerrero en México, bajaron los Subtiavas o Maribios, parientes de los Hokanos. De Chiapas, los Chorotegas o Mangues, y finalmente del valle de Anahuac llegaron en tres oleadas difrentes durante los siglos VIII, XIII y principios del siglo XV los Nahuas.

Nombres originales de indígenas

A esta fecha nos han quedado apellidos de origen chorotega como Potoy, Ticay, Potosme, Ñurinda, Ñamendi, Macauche, Pupiro.

Algunos nombres de origen de la lengua matagalpa fueron rescatados por el fraile mercedario Juan de Alburquerque en 1608, asi tenemos nombres de varones como: Alcio, Cobo, Catani, Calxi, Cachca, Ataci, Guati, Yalatina, Taguan, Lorlot, Ciplat, Cuhili, Maisa, Coro, Cuclat, Guanquio. Balaxo, Cipta, Guatuco, Guavinaca, Terel, Laocao, Alnaco, Cayagna, Coxcaton, Juguan, Atci, Ulque, Gua, Uca, Singna, Caija, Cayna, Cicibi, Momo, Bairin, Antres, Iocon. Y nombres de mujeres como: Umanca, Buyna, Rin, Olopo, Caris, Tiguit, Grupat, Vinda, Lala, Guacopia, Bilgit, Ciquipaqui, Paincocot, Dicana, Yalja, Talagual, Lerripe, Yara, Yarapacay, Gualabo, Suc i, y Gucaro (Germán Romero. Las Sociedades del Atlántico de Nic., p.254)

Llegan los europeos y africanos

Todos estos grupos ya se encontraban en el actual territorio de Nicaragua a la llegada del primer conquistador, Gil González de Avila, en Abril de 1523.

A partir de 1524 empezaron a llegar soldados, curas misioneros y labriegos castellanos, unos se quedaron, mas la mayoria re-emigró al Perú. Asi llegaron tambièn los primeros negros africanos, esclavos de los europeos.

Los españoles vivían en ciudades y villas fundadas para ellos, a los indios los reducian a vivir en los llamados "pueblos de indios", pues las leyes reales no permitían que ningún español permaneciera en los pueblos de indios, ni sus mujeres, hijos, deudos, criados, ni esclavos (A.G.I. Audiencia de Guatemala, 948)

Las ciudades fundadas por los españoles fueron León, Granada, y Nueva Segovia, las villas de Santa Maria de la Esperanza y Villa Hermosa (ambas cerca de Nueva Segovia), Nueva Jaen (cerca del Gran Lago), la Villa de Nuestra Señora de Rivas, y la Villa de El Realejo fundada para asistir al rápido crecimiento del puerto de La Posesión. Todos los demás eran pueblos de indios como Sutiaba, Jalteva, Sébaco, Matagalpa, Metapa, etc.

Los negros, mayormente varones, eventualmente se mezclaron con mestizas e indias Con el rápido crecimiento de la población mulata en la zona de la Pacifico la corona ordenó la formación de pueblos para mulatos, orden que ejecutó entre 1651 y 1651 el gobernador de Nicaragua de origen vasco Don Andrés de Arbieto, quien formó cuatro pueblos de negros libres, mulatos y mestizos y dos pueblos de indios naboríos: San Felipe de Austria, Santa Maria de Haro, San Andrés de Arbieto, San Juan de Esquivel y Santa Trinidad de Pliego.

En el centro de Nicaragua la población india permaneció más pura por mayor espacio de tiempo.

En la zona del Caribe, a partir de 1640 se produce el fenómeno de la miscigenación entre negros e in dios mosquitos, de donde resultaron los Zambos. Estos negros provenían en un barco negrero portugués que encalló en los Callos Mosquitos, cerca de las costas de Cabo Gracias a Dios.

Siempre en la zona de Caribe, durante el siglo XVI buscan refugio en esas costas piratas, ingleses, holandeses, y franceses. A finales del siglo XVII abandonan el pirataje y se dedican al comercio, alguna mezcla de razas se produjo entre esos piratas europeos con los indios mosquitos. Así fundan el poblado de Blawveld (luego llamado Bluefields por los ingleses) desde el siglo XVII. De tal manera que Inglaterra extendió su influencia a lo que llamó el reinado mosquito que prácticamente duró desde 1650 hasta 1894

Se dio tambien la inmigración forzada de esclavos africanos, que tanto los españoles desde finales del siglo XV, y después los ingleses en el siglo XVII, trajeron a nuestras costas, raza que también ha aportado a la formación de nuestra cultura multiétnica.

Un documento en Los Archivos del Capitanía General de Guatemala nos informa el refugio otorgado a negros haitianos en el pueblo de Mateare, cerca de Managua, en 1796.

A partir de 1832 se produce la inmigración de los Garífonas, provenientes de las costas de Honduras, a la región de la Laguna de Perlas. La razon de su emigración es que un grupo de estos se habian solidarizado con los españoles en contra de la independencia, pero al perder la partida un grupo de ellos prefirió emigrar que confrontar a los independentistas.

En los años posteriores a la independencia empiezan a llegar, por su propia voluntad, inmigrantes centro-europeos y norteamericanos.

Durante el paso de norteamericanos y europeos hacia las minas de California a partir de 1848, algunos de ellos se quedan a vivir en este país.

Para 1855 e invitados por los dirigentes del partido democrático, que decian representar al gobierno nacional, llegan los primeros aventureros con William Walker, que se consideraban colonos, pues muchos de ellos se nacionalizaron como niraragüenses según la Constitución de 1838, incluso uno de esos "inmigrantes" se hizo eligir como presidente de Nicaragua en 1856, solamente un año después de haber llegado a nuestras playas. Después de su expulsión en 1857, algunos prefirieron quedarse a vivir y se casaron con mujeres nicaragüenses.

A partir del año 1860 se renueva la posibilidad de abrir el canal interoceánico por Nicaragua lo que provoca que algunos europeos y norteamericanos vengan a para aprovechar esa oportunidad, ya sea como empresarios navieros, constructores o como comerciantes.

En los años 1870s y posteriores, el gobierno invitó a inmigrantes europeos y norteamericanos a sembrar café en las montañas del Norte de Nicaragua, los cuales vinieron en oleadas y en diferentes años.

Apartir de 1890 empieza la inmigración china a la costa del Caribe

Tan reciente como en 1923 se produce la inmigración danesa a Matagalpa

A esta fecha podemos estimar que el porcentaje de ascendencia española de la población actual de Nicaragua puede llegar a 20%, del resto de países no hispánicos otro 20% (Europea, Semita y Oriental), 10% de ascendencia negra africana, y 50% del indio americano.

Durante el siglo XX y hasta el presente siguen llegando inmigrantes a este pequeño pais, al cual han aportado sus mejores dotes. La mayor parte de ellos vinieron para no volver.

¿Porque emigraron?

Von Houwald refieriéndose a las causas de la emigración alemana dice:

Muchos estaban esperanzados en encontrar dinero y volverse ricos, otros unicamente querian un pedazo de tierra propia… conocer algo del grande y amplio mundo, otros un pedazo de tierra para cultivarlo… a veces por motivos muy románticos … algunos planearon pasar un corto tiempo afuera de su pais …pero entonces se encontraron con la mujer de sus sueños y se quedaron.

Miles de motivos y esperanzas, pero también miles de desilusiones. Sospechaban siquiera que iban a unas tierras donde constantemente habia revolución y guerra civil, donde la política es un negocio y donde no hay negocio sin política? (Von Houwald, p 31)

El doctor Emilio Alvarez Montaván como médico e historiador cree que

los que emigran lo hacen porque el primer mecanismo para aplacar la angustia es la huida, también porque te querés proyectar, para escapar vos atribuís al otro los defectos que tenés, también actúa el infantilismo que todos tenemos, los inmigrantes se vuelven niños para merecer consideración y amparo, también quieren adquirir una nueva virtud para compensar los viejos vicios. La negación de tu pasado es otro mecanismo de defensa.

Preguntándole al nicaragüense, Miguel Frenzel, nieto del inmigrante alemán Pablo Frenzel, analiza asi:

El pensamiento fundamental es que los que emigran lo hacen por necesidad. Cuando te falta la madre patria te echas para atrás y buscas refugio. Como dicen los suizos: Tu patria es la tierra que te da paz y trabajo.

Las ansias de un futuro mejor para tí y para los tuyos.

Acerca de ese tema y con más detalle, elaboraremos en este estudio.

Inmigración europea

"Ningún otro paisaje natural que yo conozca puede compararse a la belleza que tiene una hermosa mañana en Nicaragua." Julius Froebel. Geógrafo alemán -1850-.

Los primeros inmigrantes europeos a Nicaragua empezaron a llegar en 1524 con las tropas, curas y labriegos que venían con Francisco Hernández de Córdoba, el conquistador español de Nicaragua.

Estos eran provenientes de regiones cercanas a Sevilla, Puerto de Palos, y Cádiz, puertos de donde partían las primeras naves hacia la conquista de las Indias Occidentales a finales del Siglo XV, de las provincias de Andalucía, Extremadura y Castilla.

Pronto el imperio español se extendió llegando a ser el mas poderoso del mundo occidental, durante el reinado del emperador Carlos I de España (Carlos V de Alemania), nieto de los Reyes Católicos e hijo de Reyna Juana de Castilla, el territorio del imperio de Carlos era tan extenso que él solía decir que "el sol no se ponía en sus dominios". Mejor descrito por los textos de esa época, como este:

Don carlos por la divina clemencia emperador semper augusto rey de alemania doña joana su madre y el mismo don carlos por la gracia de dios reyes de castilla de leon de aragon de las doss secilias de jerusalen de navarra de granada de toledo de valencia de galicia de mallorcas de sebilla de cerdeña de cordoba de corcega de murcia de jaen de los algarves de algezira de gibraltar de las yslas de canarias e islas de las yndias e de tierra firme de mar océano condes de barcelona marqueses de oristan e de gociano señores de vizcaya e de mo lina duques de atenas e de neopatria condes de flandes e de tiro…

(Documentos para la historia de Nicaragua, tomo XI. Colección Somoza. Conservamos la gramática del castellano antiguo)

Sin embargo, durante los tres siglos que duró la colonia española (1524-1821) los inmigrantes en Nicaragua eran mayormente originarios de la península Ibérica, hubo un número muy pequeño de inmigrantes de países amigos de la España Colonial, provenientes de las poblaciones católicas de Italia, Francia o Irlanda, Austria, y de los principados alemanes del sur.

Por ejemplo es conocida la frase "Deciamos ayer", que dijo en 1578 Fray Luis de León a sus exalunnos al regresar a las aulas despues de haber sido arrestado en 1572 por los tribunales de la Inquisición en España. 

La iglesia eliminaba cualquier brote protestante y las herejías en las colonias, así tenemos en Rivas la conversión del inglés José María Grant que ingresó "al gremio de Nuestra Santa Madre Iglesia" y a Juan Sol ambos herejes convertidos en ceremonia pública como se acostumbraba rigurosamente (Arellano. Historia Básica de Nic. p.197)

Asi lo describe Pablo Levy, en 1872, en sus notas geográficas:

Los españoles no permitían la introducción de extranjeros en sus colonias de modo que la inmigración blanca fue durante tres siglos exclusivamente castellana … casi todos originarios de Andalucía… lo que se conoce no solamente por el estudio de los documentos antiguos , sino también por ciertas alteraciones del idioma español que se usa en Nicaragua en el lenguaje corriente… (Pablo Levy. Notas Geográficas y Económicas de la República de Nicaragua. RCPCA # 60, p.104/105)

Inmigrantes en tiempos coloniales de origen no-hispano

La influencia irlandesa

El ejército colonial español tenía en sus filas oficiales de ascendencia irlandesa y germánica. La explicación es que estos gozaban de comunes orígenes políticos y religiosos con el reino de España, estos incluían a la católica Irlanda y a los estados católicos del sur de Alemania y del imperio Austríaco.

La Inquisición fue introducida en las provincias de Centro América en 1572 y no desapareció hasta 1820. Para otorgar asilo era necesario probar su fidelidad religiosa, en caso contrario habia problemas, por ejemplo, en 1574 fue quemado en la hoguera acusado de herejía por el Tribunal de la inquisición en Sonsonate, el irlandés de 25 años de edad William Corniels, a pesar de tener mujer e hijos criollos (Arellano, Historia Básica de Nicaragua, Vol I, p. 189)

España había sido el refugio de católicos irlandeses que se sentían perseguidos en Inglaterra por ser afectos a la casa de Estuardo. Evidencia de ello es el caso del lirlandés Thomas Gage, que prefirió estudiar en España en vez de Inglaterra a principos del siglo XVII. Asi también muchos oficiales irlandeses, dejaron el servicio de su majestad Británica poniéndose al servicio de su majestad Católica en España.

Ese fue el caso de Ambrosio O’Higgins, nacido en los 1740s en el condado de Sligo en Irlanda, al emigrar a España comenzó a desempeñarse con el grado de teniente coronel de Ingenieros, después de una brillante carrera en España, fue nombrado Virrey del Perú y Gobernador de Chile. Con la dama chilena Isabel Riquelme procrió un hijo que fue Bernardo O´Higgins.

Benardo O’Higgins, nació en Chillán, Chile en 1778, vivió de niño en Lima, su padre le envió de 17 años a educarse en Inglaterra donde se embebió en los principios liberales y masones de la época, regresó a América en 1802, fue uno de los líderes del movimiento independentista de 1810, logrando la Independencia de Chile en 1817, y fue su primer Director Supremo. O’Higgins murió exilado en Lima en 1842.

En 1770 el Inspector General de los ejércitos en España era el conde don Alejandro O´Reilly, quien nació en Dublín, Irlanda en 1725, inmigró a España en 1760, siguió la carrera militar y ocupó altos cargos en el ejército español. Fue nombrado por Carlos III como Capitán General de Andalucía y luego Inspector en Cuba, Puerto Rico y Gobernador de Louisiana. O´Reilly fue nombrado Capitán General de los ejércitos españoles, de ideas ilustradas, una de sus funciones era nombrar oficiales y ayudantes subalternos del ejército español en las colonias americanas, falleció en 1795. (Gámez, p.51, 55, 241).

Esta influencia fue empleada para nombrar en cargos militares y políticos a sus colegas en las colonias americanas.

En 1786 el gobernador español en Yucatán era el irlandés Arthur O´Neal.

En los años 1820s Juan de O´Donoju, de clara ascendencia irlandesa, de principios liberales que habia aprendido en las logias masónicas era nada menos que el último Virrey de Nueva España (México), logró entender el sentimiento de libertad de los patriotas mexicanos

En España el general Patricio O´Donell fue el creador del partido Liberal español, que se puso al lado de la reina Isabel II apoyando la idea de una monarquía constitucional

En 1854 en el Manifiesto del Manzanares, O’Donell incluye en la constitución de España reivindicaciones típicamente progresistas como por ejemplo la mejora de la ley electoral y de la de imprenta, y el establecimiento de la Milicia

En Nicaragua

En Nicaragua tenemos casos en que intervienen irlandeses, como los siguientes:

A finales del siglo XVIII encontramos a Thomas O´Neille, nombrado gobernador español de San Andrés cuando España ganó el control de esta isla en 1796.

Mientras el gobernador de Nicaragua era don Juan de Ayssa en 1789 al 91, el brigadier e ingeniero era el teniente de oficiales reales don José María Alexandre.

Los O´Connor

Entre los Legajos de archivos que trajo Gottel de Guatemala, mencionan a estos residentes de apellido irlandeses (Revista AGHN Tomo XLIII. Año 1977):

  • En 1757. Don Felipe de O´Connor aparece como asentista de aguardiente en León haciendo nueva propuesta (#189).
  • Para el año 1804 José María Alexandre era el comandante de Armas de la plaza de Granada, el teniente de oficiales era don Felipe O´Connor.
  • En 1808, remate de un regimiento sencillo de Granada en favor de Don Francisco Ygnacio O´Connor (#899)
  • En 1809. El caso de Don Felipe de O´Connor contra Don Santiago Garcia, Subdelegado de Masaya por injurias (Legajo #930)
  • 1811. Sobre el descubierto de la Caja Real de Granada por la muerte del Teniente de Oficiales Reales Don Felipe O´Connor
  • 1811. Don Mateo Espinoza i Don Roberto Sacasa apelan a la sentencia e que fueron condenados a entregar su lote a Doña Fermina Argüello viuda de Don Felipe O´Connor
  • 1820. Caso en contra del soldado Juan Antonio O´Connor por agresión con arma corta.
  • Todavía en 1850 aparece en Granada un Serapio O´Connor firmando una carta en apoyo al padre Joaquin Vijil (El padre Vijil y otros docs. históricos, 1930. II edición, p 50)

Los O´Horan

La rebelión de los indios de Masaya en 1811 contra las autoridades españolas es considerada por algunos historiadores como la lucha precursora de la Independecia de las colonias hispano-americanas contra las autoridades españolas, fue liderada por el capitán José Gabriel O´Horan, partidario fogoso de la revolución (Gamez, p 333).

O’Horan era muy querido por los indios de Masaya, de tal manera que después de su arresto por las autoridades españolas fue enviado preso a Guatemala, hasta allí llegaban caminando a visitarlo los indios de Masaya llevándole regalos y ánimo. O’Horan murió en prisión en el México colonial.

Luisa O’Horan Espinosa era hermana de Irene O’Horan.  Luisa fue
preceptora de Josefa Morales casada con José de los Reyes y Envites,
abuela de Carlos A. Bravo Herrera y granadina de ¨familia holgada¨.

Ponciano Muñoz era casado con Joaquina O´Horan; Ponciano era ya un adulto en 1856 asi que ella debe haber nacido a principios del siglo XIX

(José T. Mejía)

Se sabe a través de un historiador mexicano, que en realidad el fundador de esta familia fue don Juan José O’Horan y O’Ready, de origen irlandés, que llegó a México a mediados del s. XVII, habiéndose casado en Campeche con doña Gertrudis de Argüello y Montero, cuyo primogénito, don Tomás Antonio, quien fue más tarde Oidor de la Real Audiencia de Guatemala y alto miembro del Gobierno de la República, hasta la independencia.

Quedaron pues los otros dos hijos, que eran José Gabriel y Juan Francisco, que fundaron su hogar en Granada, siendo José Gabriel el que empezó con los indios el movimiento emancipador de Masaya en 1811. Ante esta situación, el cura de Masaya, presbítero Policarpo Irigoyen, llamó al cura Benito Soto que estaba en León y los dos intercedieron ante el Obispo García Jerez a favor de los indios insurrectos.

O´Horan fue una familia ilustre, Tomás ocupó puestos de importancia, don José Gabriel y don Juan Francisco fueron personas cultas y prominentes, pertenecientes al grupo más rancio de la sociedad granadina de comienzos del s. XIX (Fernando Silva. La familia O´Horan, 2002 )

Entre los miembros de la Junta de Notables que estuvieron presentes en la declaración de la indepedencia de las Provincias Unidas en Guatemala, el 15 de septiembre de 1821, estuvo presente el nicaragüense de origen irlandés, Tomas O´Horan. Este posiblemente era hijo del primer líder independentista nicaragüense José Gabriel O ‘Horan.

El historiador guatemalteco Alejandro Marure hace mención de él así: Influyeron mucho en esta extraordinaria moderación de la tropa las persuaciones del Jefe Político, C. Tomas O ’Horan. (Alejandro Marure, Bosquejo Histórico de las Revoluciones de Centro América, RCPN # 104. p.31)

El poeta guatemalteco José (Pepe) Batres menciona en sus memorias que se hospedó en casa del padre Francisco O´Horan durante su corta estadía en Granada en los años 1830s.

En 1855 la señorita Irene O´Horan dió la bienvenida a William Walker en Granada, y en su residencia hospeda al general, quien luego se hizo elegir presidente de Nicaragua.

Irene debió ser muy versada en política nacional, pues todavía aparece en el año 1879 dando su opinión política, según refiere don Enrique Guzman en su diario íntimo:

A Irene O´Horan, contestando su carta de 26 octubre: le doy noticias de la última elección, le digo que si Zavala acepta la Presidencia estarán con él hasta los mismos que le hicieron oposición, pues a nadie inspira repugnancia. (E. Guzmán, RCPCA # 4, Nov. 1960, p. 64, y # 5 p 67)

Otro nombre que han dado algunos historiadores a Irene O´Horan es Nila Mairena, pues asi les sonaba a los filibusteros el nombre Niña Irene

Por su parte el genelogista José T. Mejia nos dice que Luisa O’Horan Espinosa era hermana de Irene O’Horan.  Luisa fue preceptora de Josefa Morales casada con José de los Reyes y Envites, abuela de Carlos A. Bravo Herrera y granadina de ¨familia holgada¨. Ponciano Muñoz casado con Joaquina O´Horan; Ponciano era un adulto en 1856; ella debe haber nacido a principios del siglo XIX. (José T. Mejía, 19.02.06)

Irene O´Horan vivíó en Granada al menos desde 1810 hasta 1880. Don Enrique Guzmán en su Diario Intimo hace mención del fallecimiento de ella en 1880: (RC # 6, Enero 1961, p. 93)

A las 9:15 pm muere Dña. Irene O´Horan. Mujer fue esta muy buena conmigo. Carácter duro, como pocos, susceptible, generosa y servicial. He sentido no poder estar a su lado en los últimos momentos de esta señora.

Otros apellidos irlandeses

Cuando Nicaragua era parte de la Federación de Repúblicas Unidas de Centroamérica (1822-1837), un inmigrante irlandés que ayudó mucho a preservar su integridad territorial contra las pretensiones de Gran Bretaña en Belice y la Mosquitia fue Juan Galindo.

Juan Galindo era un irlandés católico de origen español, había huido de su Irlanda natal entonces ocupada por Gran Bretaña, emigró en 1827 a Centroamérica buscando asilo. A pesar de su amistad con el cónsul británico en Guatemala, también irlandés John O`Reilly, Galindo siempre se alineó en favor de Centroamérica, cuya nacionalidad adoptó y defendió.

Murió en el campo de batalla de El Potrero, cerca de Tegucigalpa, luchando a favor del liberalismo morazánico

Juan (John) Galindo fue testigo de la explosión del volcán Cosigüina en 1835, y reportó detalles como que la región de Matagalpa se oscureció por 36 horas.

Otro autores extranjeros que escribieron sobre la explosión son: George Byan en Chinandega en 1835, Belcher en 1838, Stephens en 1840, Wells en 1844, Dollfus y Monserrat en 1865, Scherzer obervó el Cosigüina navegando en el golfo de Fonseca en 1854, John Crawford fue un geólogo que estudió el Cosigüina en 1891 y Sapper en 1897 (Jaime Incer. Viajes, Rutas y Encuentros)

Un rlandés de nombre Patrick Jordan había sido uno de los 57 que vinieron con William Walker en 1855 en el bergantín Vesta, había combatido en la batalla de Rivas y La Virgen, sin embargo después de la toma de Granada, ebrio mató de un balazo a un muchacho nicaragüense, Walker a fin de mostrar su inflexibiilad en indisciplina militar, lo sometió a juicio sumario y fue fusilado el 3 de noviembre de 1855. Fue el primero de los "inmigrantes" según la ley de 1838, de esa oleada, muerto en Nicaragua

El capellán de la falange de Walker era el cura católico irlandés Patrick M. Rossiter.

Un apellido que el genealogista Norman Caldera cree que es de origen irlandés, es Oqueli, puede provenir del apellido irlandés O’Keille

Inmigrantes en la costa Caribe nicaragüense

El año 1642 da comienzo a la influencia foránea en la costa del Caribe nicaragüense. Esto se produce después del naufragio del barco negrero portugués Lourenco Gramaljo, posiblemente por un motín de los esclavos a bordo y su consecuente naufragio en los cayos mosquitos, frente a las costas de la Nicaragua colonial, el escape de los negros y su posterior asimilación a la población indígena por miscigenación con mujeres indias, dio lugar a la etnia conocida como zambos.

Los mosquitos en ese tiempo estaban asentados en la vecindad de Sandy Bay y Cabo Gracias a Dios.

Los mosquitos y zambos armados por los ingleses pronto dominaron toda la región caribeña de Nicaragua, y en 1693, sesenta años después de ese naufragio se produce el primer ataque de los zambos-mosquitos al fuerte español de Matina, en lo que sería Costa Rica. Ya para 1697 despues del tratado de Ryswick los ingleses redujeron sus ataques piratas, y estaban mas interesados en el comercio con las colonias, que al serles prohibido recurrieron al contrabando, el cual se recrudeció a mediados y finales del siglo XIII.

El capitán Juan Antonio de Gastelu, durante su inspección a la costa de los mosquitos en 1776, menciona que cerca de la desembocadura del rio Patuca vivían zambos producto de la mezcla de 500 negros y negras con otras castas que se escaparon de una fragata de Dinamarca a principios de los años 1700s, por cabo Gracias a Dios vivían cuatro ingleses de nombre Crit Garmzon, Brucuman, Smith y Morgan. En el rio WaaWaa vivía un inglés de nombre John Connigan, en las imediaciones del río Wawashaan vivía el inglés Abraham Fonoston y un holandés del que no da el nombre.

(Jaime Incer. Piratas y aventureros p. 318-19)

En abril de 1740 comienza la influencia oficial inglesa en la costa del Caribe, esto sucedió con el nombramiento que hizo el gobernador de Jamaica Trelawney de Robert Hodgson como representante de la corona inglesa, para que organizara a los jefes indígenas y sambos, ofreciéndoles la protección inglesa.

Según el historiador nicaragüense Germán Romero Vargas, en 1757 los ingleses de la Costa de los Mosquitos eran dueños de doce veleros mercantes. Tres de ellos viajaban anualmente a Europa y otros iban continuamente a Nueva York y Jamaica, el viaje a Jamaica desde Bluefields duraba 20 días y la mitad de regreso.

Antes de la guerra con Francia, 1778, partían de Londres hacia la Costa de los Mosquitos 8 barcos anualmente, que movían un total de 1,400 toneladas de mercaderías, lo mismo de Bristol, otros barcos partian de Dublín con 200 toneladas. Esto sumaba mas de 3,000 toneladas de comercio solamente de Gran Bretaña a la Costa de los Mosquitos, un rubro enorme comparado con los 896 barcos de comercio que partían de España a todas las Indias Occidentales anualmente, especialmente tomando en cuenta que Inglaterra no reclamó durante los siglos XVII y XVIII la soberanía sobre la Costa de los Mosquitos.

Los barcos traían de Inglaterra piezas de bretaña, bayeta verde, paños, limas de herrero, pólvora, herramientas y armas, y de regreso llevaban zarzaparrilla, añil, oro, plata, mulas, ganado, tabaco, maderas de tinte y maderas preciosas (trozas de caoba)

Gran parte, de ese comercio inglés en la costa de Caribe era hecho clandestinamente con españoles que vivían en el interior. Incluso con autoridades españolas; por ejemplo, el Corregidor de Matagalpa Matías de Oropesa en 1758, fue acusado por el Gobernador español de la provincia de hacer contrabando con los ingleses. Unos años mas tarde el capitán indio Matías Yarrinse actuaba como intermediaro entre los españoles e ingleses, por ejemplo en 1778 llegó a casa de Joaquín Bravo a ofrecerle ropas a cambio de baquetas, tabaco mulas y plata acuñada

En 1778, cuatro zambos caribes venían de la montaña del norte y entraron sin ser vistos, llegaban a vender tres escopetas a Acoyapa, alli fueron vistos por vecinos, y por autoridades que no les hicieron nada, incluso les dieron permiso para vender las armas. (German Romero Vargas, Las Sociedades del Atlántico de Nicaragua, Col. Cultural Banco Nicaragüense, 1995. ps. 83-91)

En la costa del Caribe, durante los siglos XVIII y XIX vivían pequeños grupos de ingleses, alemanes, y franceses con sus respectivos esclavos negros e indios.

Orlando Roberts menciona que en 1817 estaba viviendo en el interior de la Mosquitia, un francés de apellido Ellis que había sido gobernador de la isla de San Andrés antes de 1797, y un inglés de apellido Goffee, ambos cultivaban, entre otras cosas café, algodón y caña de azúcar. Vivían allí con sus familias y sus esclavos desde los años 1790s, Roberts lo describe así:

"On the banks of the Wawashaan, about eleven miles from the place where it discharges itself, Mr. Ellis, a French gentleman, has established a very neat plantation.

When the island of San Andres, off the coast, was given up to the Spaniards, he was Governor there, and he, with Mr. Goffe, their families and followers, retired to the present settlement, where they justly considered themselves perfectly safe from the Spaniards, and, having obtained a grant of land from one the late kings of the Mosquito Shore, they proceeded to cultivate it.

By his own exertions, and the aid of about twenty Negroes, men women and children, Mr. Ellis has succeeded in establishing a plantation of coffee, cotton and sugar cane, that for beauty and regularity, may vie with any of the same extent in the island of Jamaica"

Otras plantaciones de café habían existido allí desde los años 1750´s, esto es en la llamada Frontera de la Selva, entre la Nicaragua española y la región Mosquitia, y lo refiere así:

Al pasar arriba y abajo el río, él había llegado a las ruinas de algunas plantaciones inglesas donde encontró caña de azúcar, plátanos, bananos, piñas, y plantas de café Vegetando en estado silvestre. (O. Roberts, p. 164)

En el libro Archipiélago San Andrés de José Andrés Urtecho, encontramos datos sobre Thomas O´Neille y otros residentes.

O´Neille era un irlandés que residía en Caracas, fue el intérprete en la misión española enviada en 1787 por el Obispo-virrey de Cartagena a Bluefields para negociar con Robert Hodgson el desalojo de los ingleses en Bluefields (Romero, p.112)

Luego O´Neille, fue nombrado gobernador de la isla de San Andrés después que esta isla pasó de Gran Bretaña a España en 1796.

Posteriormente O´Neille, quien era casado con una hija de Agustín Alfaro, fue acusado de contrabando. En la última guerra con los ingleses se le retiró de la gobernación de la isla de San Andrés, permitiéndosele venir a Granada. Afirman que la isla era un depósito de géneros ingleses, y que su objeto era traerlos a mitad de ganancia con su corresponsal, su suegro don Agustín Alfaro, vecino de León, tenía también esclavos negros, "y tuvo O´Neille el atrevimiento de reclamar estos negros al actual Presidente (de la Capitanía) Don Antonio Gonzalez Mollinedo y Saravia (padre de Miguel Gonzalez Saravia Gobernador de Nicaragua entre 1818 y 1823), suponiendo que los herederos de Hodgson habian vendido esos esclavos a un vecino de la Isla." Firma: Roqueabarca P. 838.

En Masaya en la primera mitad del Siglo XIX vivió José Gabriel O´Horan de origen irlandés, a quien acusaban de azusar el levantamiento de los indios contra las autoridades españolas.

La guerra de secesión o independencia de España de las colonias hispanoamericanas se llevó a efecto desde el año 1809 en Ecuador, 1811 en Venezuela y Colombia, en 1813 Paraguay, en 1816 en Argentina, 1818 en Chile y en 1821 México y la Provincias Unidas de Centro América. Eso dio lugar a que varios aventureros extranjeros intervinieran con banderas independentistas de paises suramericanos en las costas del Caribe centroamericano.

La Gaceta de Colombia, # 26 del 2 febrero 1823, refiere así ese episodio:

Cúpoles la mala suerte de que en 1818 se estableciera en ellas una compañía de corsarios comandada por el Capiáan Luis Aury que pretendía obrar por comisión especial de las Repúblicas de Chile y Buenos Aires, pero en realidad procedía por su propia cuenta, sin verdadero interés por la causa americana. Este oficial y sus compañeros tenían allí un poder absoluto hasta 1822.

Barcos veleros independentistas argentinos al mando del francés capitán Bouchard atacaron a barcos españoles anclados en El Realejo el 4 de abril de 1819.

Otro ejemplo de la actividad de estos aventureros, esta vez en la costa del Mar Caribe nos lo refiere Orlando Roberts, (p.172), dice:

Se produjo el ataque por un crucero Independentista, ondeaba la bandera de Buenos Ayres (sic), entonces me percaté que se trataba del crucero patriota Centinela, era comandado por Gregor MacGregor, y el General Aury, los españoles inmediatamente comenzaron el fuego desde la bateria a ambos veleros… Don Francisco Salablanco me envió algunos refrescos"

Otros ingleses se asentaron en la región por concesiones directas del rey mosco, como fué el caso de los derechos que cedió por mil pesos españoles el rey Roberto Carlos Federico a lo largo del rio Patuca en 1838 al inglés Juan Sebastián Renneck, y otra gran concesión en 1839 a favor de Samuel y Peter Shepherd y a Thomas Kaly enorme cantidad terreno situado entre la orilla meridional del río Grande de Matagalpa y la parte septentrional del rio de Bluefields hasta los límites españoles en la parte poniente. (Historia Moderna, Gamez, p 251)

Samuel Shepherd fue visto por John Hale viviendo en San Juan del Norte figura más influyente de San Juan del Norte en ese tiempo.

Apellidos germanos en tiempos de la colonia

El apellido Tiffer según el historiador Pat Werner puede ser de origen alemán, reino amigo de España desde tiempos de Carlos V. El primer Tiffer pudo llegar a Nicaragua en la segunda mitad del siglo XVIII como parte de la armada española.

Luis Tiffer era jefe de las cañoneras del Gran Lago en los años 1770s, y fue quien escoltó a la joven española secuestrada en Juigalpa, Maria Manuela Rodríguez viajando con su marido el jefe mosquito, desde León a Tuapi pasando por Matagalpa después del matrimonio entre ambos (el Jefe y la Bella) en la catedral de León.

Ernesto Martínez Tiffer refiere que el primer Tiffer que llegó a Nicaragua era Luis Tiffer (circa 1750), padre de Raymundo Tiffer (circa 1775), bisabuelo del general Alberto Tiffer.

Raymundo Tiffer fue lugarteniente de Cleto Ordóñez en la primera guerra civil de Nicaragua en 1824. Los primeros Tiffer, se establecieron en Masatepe, después se repartieron entre Nandasmo, Diriomo y Masaya.

Si te gustó este artículo, suscríbete aquí:

Suscríbete gratis a nuestra revista.

 

Importante: Recuerda responder el correo de confirmación que te va a llegar en unos minutos para activar tu suscripción!

No te quedes fuera:

P.D. Tu suscripción es segura y puedes cancelarla en cualquier momento.