Tratamiento natural contra úlceras: úlcera estomacal, de piel y de matriz

Úlcera estomacal o duodenal

Una úlcera es una llaga en las paredes internas del estómago o del intestino delgado; no necesariamente produce molestias y algunas veces cicatriza sin que el enfermo lo haya notado. En otros casos se manifiesta vómito de sangre, dolor una o dos horas después de comer, evacuaciones de sanguinolents, mareos, zumbidos en los oídos, sensación de que se pierde la vista y una sed que puede llegar a ser molesta.

1. Comer mucha lechuga picada y papas hervidas.
2. Hacer cinco comidas al día en raciones muy pequeñas.
3. Evitar alimentos helados o muy calientes, e irritantes como café, especias, bebidas alcohólicas, chile, etcérera.
4. Tomar por lo menos dos litros de jugo de col al día durante varias semanas.
5. Agragar a un litro de agua una cucharadita de jengibre y hervir durante media hora; se toma frío y entre comidas.
6. Beber té de cuachalalate o sanguinaria, en ayunas y comer ciruelas.
7. Tomar como agua de uso un cocimiento de raíces de alcaparro, de trébol o de ciruelas.
8. Tomar antes de cada comida una cucharadita de aceite de olivo.

Ulcera en la matriz

Proviene de la irritación del tejido de este órgano debida a sustancias extrañas como medicamenteos cáusticos o por excitaciones mecánicas del cuello de la matriz. Los síntomas principales son pesadez, flujo blanco, alteraciones en la menstruación y sofoco.

1. Irrigar la vagina dos veces a la semana con agua hervida a la que se le agrege una cucharadita de agua oxigenada.

Sabañones

Cuando se habla de sabañones se habla de rubicundez, hinchazón o ulceración de la piel, con ardor y picazón, que se padece en ciertas partes del cuerpo en épocas de frío excesivo. Las partes más atacadas son manos, pies y orejas.

1. Se mezcla una pizca de almidón con cuatro cucharadas de glicerina pura y se calienta a fuego lento hasta que adquiera la consistencia de gelatina; se extiende una capa delgada en los sabañones y se les cubre después con un lienzo. También se pueden mezclar seis cucharadas de almidón con una cucharada de alcanfor y aplicar mañanas y noches.
2. Frotar las partes afectadas con hielo o nieve machacada.
3. Para los sabañones ulcerados se mezcla la pulpa picada de un limón con suficiente manteca de cerdo, con la que se frotan los sabañones y después se cubren con un trapo.
4. Un puño de sal se deshace en un vaso de agua, se frotan los sabañones con este líquido y se dejan secar.
5. Aplicar cataplasmas de papa varias veces al día.
6. Se lavan tres o cuatro veces al día los sabañones con la infusión de un planta entera de apio en un litro de agua.
7. Machacar una hierba entera de barbasco y aplicarla como cataplasma en las partes enfermas.

Nota importante:

El presente texto no pretende en ningún momento sustituir la consulta a un profesional médico de tu confianza en caso necesario. No obstante, estamos convencidos de que esta página puede ser una útil referencia para todas aquellas personas interesadas en el tema de la salud y la presentamos como tal.

Divulgar este artículo:

Puedes reproducir este artículo en otras publicaciones electrónicas o impresas en tanto incluyas: 1) Los datos de los autores correspondientes y; 2) Su fuente en Revista Vinculando, con la dirección electrónica (URL) de esta página.

 


Si te gustó este artículo, suscríbete gratis:

Suscríbete a nuestra revista hoy mismo.

 

Importante: Recuerda responder el correo de confirmación que te va a llegar en unos minutos para activar tu suscripción!

Más de 23,900 suscriptores.
¡No te quedes fuera!

P.D. Tu suscripción es segura y puedes cancelarla en cualquier momento.