Las TICS en los procesos de enseñanza aprendizaje de la lecto escritura

Los constantes avances de las Tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s) han venido modificando el trabajo general de los seres humanos, viéndonos obligados a un constante aprender y desaprender de diversos procesos que son necesarios para que los ciudadanos logren desempeñarse laboral y socialmente de forma exitosa, mediando en la transformación de los procesos formativos relacionados con contenidos, metodologías, currículo, rol de los docentes, administrativos y de las instituciones educativas.

Al integrar las herramientas tecnológicas en la educación, se busca facilitar y propiciar aprendizajes significativos en los estudiantes, por tanto , requiere complejos procesos de innovación en cada uno de los aspectos de la vida escolar, optimizando el uso de las herramientas tecnológicas existentes, para hacer más dinámicos los procesos educativos en los diferentes entornos haciendo de la educación un proceso integrador e innovador, en donde cada uno de los estamentos adquieran compromisos en su autoaprendizaje.

Las tics se presentan cada vez más como una necesidad social debido al afán que tiene el hombre por ser cada día más eficiente en sus labores y el constante deseo de aprender. La relación entre las tics y la educación tienen dos vertientes: Por una parte los ciudadanos se ven abocados a conocer y aprender sobre las tics.

En razón de ello, Martínez, Montero y Pedroza (2001) sostienen que: las tecnologías de la información y de la comunicación están causando transformaciones de tal magnitud que, prácticamente, todos los sectores de la sociedad han recibido, directa o indirectamente, su influencia.

La revolución educativa con las Tics permite tener acceso significativo a la información y la comunicación. La educación es parte constituyente de las nuevas tecnologías y es así que un número cada vez mayor de universidades, colegios y escuelas, en todo el mundo están exigiendo la alfabetización electrónica, por considerar que es un objetivo esencial preparar a los futuros profesionales para la era digital en los centros de trabajo. Así, los estudiantes, incluso aquellos que por problemas económicos no cuentan con computadores en sus hogares, pueden acceder desde la escuela al uso y autoaprendizaje con las Tics, de forma integral.

Igualmente, sabemos el valor e influencia que tiene saber leer, escribir y comprender en el buen desempeño de las demás actividades escolares. Por tal razón, es primordial patrocinar la adquisición de estas habilidades, que aunque se considere como una actividad académica, es también una necesidad social y personal de construcción de identidad.

Frente al reto del uso de las Tics, el docente cumple con un papel preponderante, ya que tradicionalmente el docente estructuraba y dirigía su labor pedagógica, revisando la salida de información y controlando las tareas, evaluando conceptos, impartiendo conocimientos repetitivos etc. El cambio hacia fórmulas más innovadoras no implica hacer las mismas cosas a través de una pantalla o utilizando internet, si no utilizando estas herramientas como recursos de apoyo, en donde el estudiante va a encontrar nuevas formas de aprendizaje de forma creativa, autónoma guiados por el docente y sus compañeros, lo que conlleva a crear aprendizajes colectivos, contextualizados y acorde a sus necesidades diarias.

Por otra parte, la lectura y la escritura son una puerta abierta a la libertad y a un conocimiento del mundo lleno de significados, los que pueden ser asimilados por el lector cuando éste efectivamente ha aprendido a leer. Es decir, a tener la capacidad para captar la intención del autor y el mensaje del texto que se encuentran escondidos en cada una de las palabras que hacen parte de él. Por esta razón es primordial enseñar a leer y escribir comprensivamente, de modo que se adquieran los elementos necesarios para acceder al sentido o esencia de los textos, se tome una posición ante ellos y pueda hacerse una adecuada reflexión y valoración de los mismos.

Las metodologías o caminos de enseñanza para desarrollar las habilidades de lectura y escritura en los estudiantes deben estar claramente establecidos o trasnversalizados en la planeación de actividades curriculares de la institución, especialmente en los proyectos de aula de las diferentes áreas que enfatizan su interés en el desarrollo de habilidades lectoescritoras, inculcando de esta manera más responsabilidad en el estudiante en el desarrollo de sus actividades comunicativas.

Establecemos que el uso de Tics es una alternativa íntegra en la construcción de buenas prácticas de lectura y escritura o creación, ya que los estudiantes se sienten más atraídos por aquellos medios informáticos que les permiten ir más allá del usual análisis de textos, donde el tablero y la tiza son los protagonistas. Es así que con los elementos ofrecidos por los avances tecnológicos, acrecientan las posibilidades para hacer una mejor reflexión en torno a los contenidos y significados que tienen los libros y se les brinda la oportunidad que además de que hagan una buena lectura puedan también elaborar sus propios escritos.

La función de los Tics como herramienta para la enseñanza de la lectura y la escritura, es la ofrecer figuras más amplias que lleven a los estudiantes a reconocer que este ejercicio no está restringido a la simple exigencia académica, sino a la expansión de los contenidos que no solo enriquecen el conocimiento, sino la imaginación de los que se aproximan a ella.

Ahora bien, los medios tecnológicos dignifican el deseo de lectura y escritura, y las formas correctas de hacerlo a través del uso de imágenes extraídas de internet y de la relación de éstas con los conceptos más significativos de los textos leídos; de las interacciones virtuales por medio del uso de los correos electrónicos, donde se difieren puntos de vista sobre algún elemento de la lectura; del manejo de programas que suministren el desarrollo de ciertas actividades; de la lectura y escritura de textos de textos.

Sin embargo, su influencia puede llegar a ser muy efectiva, siempre y cuando, estén orientadas hacia el afianzamiento de habilidades tan fundamentales para la vida como es la comunicación por medio de la lectura y la redacción de textos.

Aceptar que la lectoescritura es una actividad de fábrica de significados para la comprensión y redacción de mensajes, es tener conciencia de que cada uno de los elementos que en ella están contenidos obedece a una finalidad específica dentro de la intencionalidad que el autor quiso formar a través de palabras. Sin embargo, la lectoescritura abre espacios de interpretación, en los cuales, el lector tiene la libertad de tomar un enfoque respecto al mensaje que ha captado y asimilado en su conciencia.

El soporte de la Tics en las labores educativas surge por la necesidad de formar personas que sean competentes comunicativamente, de manera que cuando se tiene acceso a la información que brindan los medios electrónicos como el internet o la televisión digital, es necesario aprender a diferenciar los tipos de significados que desde allí intentan introducirse en las conciencias de los lectores.

Ahora, la tarea de los docentes se centra en la aplicación e implementación del uso de la Tics, sin dejar de lado la formación en valores éticos y morales, pues éstos deben reconocer que la utilidad que pueden brindar las mediaciones tecnológicas no está por encima de los propósitos de la educación integral del ser humano.

Lo anterior tiene como finalidad recordar que los profesores y estudiantes deben estar expuestos a la dispersión social que puede traer el uso excesivo de los medios tecnológicos en la ejecución de trabajos académicos. Por ejemplo, si la tecnología se convirtiera en prioridad en la elaboración de trabajos académicos, seguramente el desarrollo de trabajos grupales se reduciría, al igual que los valores que se desarrollan en los mismos (liderazgo, amistad, escucha, organización, etc.).

Las tic generan grandes ventajas en los procesos educativos, dependiendo del uso que les demos; pero en sí mismas, sólo son una creación y un producto humano que desea satisfacer cierto tipo de necesidades cognitivas y afectivas propias en busca de la perfección.

Ahora bien, el desarrollo de las potencialidades comunicativas como la lectura y escritura, mediadas por los mecanismos digitales, son consideradas como necesarias para estimular y motivar el amor a la lectura; sin embargo, cuando el lector asuma la habilidad lectora y un acercamiento a los textos debe tener la capacidad de verificar con cualquier tipo de literatura y dejar de depender únicamente de la tecnología como medio privilegiado para acceder al conocimiento.

Así, pues, las tecnologías mejoran la motivación por el conocimiento, por la investigación, por la responsabilidad; además, facilitan la realización de trabajos académicos y la solución de problemas de carácter práctico. las Tics tendrían que hacer parte de proyectos transversales en las instituciones de manera que las diferentes asignaturas del currículo puedan ir aportando en lo posible a la construcción de un objetivo común, como es el mejoramiento del rendimiento académico de los estudiantes a través del desarrollo de las habilidades comunicativas mediadas por las tecnologías de la información y la comunicación.

Ahora bien, las Tics es sólo una entre muchas alternativas metodológicas que facilitan el acercamiento entre los estudiantes y el conocimiento. Sin embargo, el propósito es la de darle un lugar adecuado a una estrategia metodológica útil, cuando se trata de motivar a estudiantes que por otros medios no han logrado desarrollar cierto tipo de habilidades.

En conclusión, las perspectivas teóricas sobre las Tics tienen como finalidad valorar y destacar el papel de las mismas dentro de los diferentes procesos formativos que ven en ellas la ocasión de promover las capacidades humanas y de renovar el interés por conocer cada vez más y mejor las exigencias de nuestro mundo y las formas concretas de actuar ante él, por tanto se hace necesario que para poder hacer un buen uso de las Tic y para que el estudiante las lleve a la práctica de una manera responsable y adecuada, los docentes se deben involucrar en estos cambios y estar pendientes de las nuevas innovaciones para que el proceso sea desarrollado de una manera satisfactoria y se puedan lograr los objetivos previstos.

Referencias

  • Martínez, R. D., Montero, Y. H. y Pedrosa, M. E. (2001). La computadora y las
  • Actividades del aula: Algunas perspectivas en la educación general básica de la
  • Provincia de Buenos Aires. Revista Electrónica de Investigación Educativa, Vol. 3 (N°2). .

Si te gustó este artículo, suscríbete aquí:

Suscríbete gratis a nuestra revista.

 

Importante: Recuerda responder el correo de confirmación que te va a llegar en unos minutos para activar tu suscripción!

No te quedes fuera:

P.D. Tu suscripción es segura y puedes cancelarla en cualquier momento.