La doble articulación del lenguaje

El lenguaje es el resultado de un proceso de composición o compositivo. Quiere esto decir que, combinando unidades lingüísticas menores, se logran otras unidades mayores.

Vamos a explicar este de manera que lo entienda todo aquel que lo lea y, para ello, debemos empezar por dejar claramente definidos algunos conceptos.

a) LENGUA COMO SISTEMA. Toda lengua es un sistema de signos y de reglas gramaticales. Estos signos y reglas constituyen un código que tiene que ser conocido, tanto por el emisor como por el receptor, para que la comunicación pueda llevarse a cabo.

El acto comunicativo se produce, cuando el emisor extrae del código de la lengua los signos que necesita y las reglas para ordenar esos signos y cifra un mensaje. Ese mensaje llega al receptor, quien también conoce el código, y lo descifra, es decir, lo interpreta.

b) SIGNO LINGÜÍSTICO. El signo lingüístico es la unidad mínima del lenguaje que tiene significante y significado, entendiendo por este último, que, por sí solo, comunica.

Una vez que hemos definido estos dos conceptos, estamos en disposición de entender la denominada doble articulación:

Decíamos anteriormente que el lenguaje es el resultado de un proceso compositivo. Aquí radica la doble articulación:

La primera articulación es la que se realiza combinando MONEMS. Los MONEMAS son, por tanto, las unidades de la primera articulación. Como no hay acuerdo unánime por parte de los lingüistas en la denominación, más adelante, dejaremos claramente definidos los términos. Ahora nos quedaremos con saber que el MONEMA es la unidad de la primera articulación.

La segunda articulación es la que se realiza combinando FONEMAS. Por tanto, los FONEMAS son las unidades de la segunda articulación.

Ahora es el momento de dejar muy claros algunos conceptos, que muchos no los tienen tan claros, por lo que confunden a la gente.

MONEMA. Sabemos que el monea es la unidad de la primera articulación del lenguaje. Pero, ¿qué es un MONEMA?

Un MONEMA es la unidad lingúistica más pequeña dotada de significante y significado. Dicho de otro modo: un MONEMA es el signo lingüístico más pequeño. Combinando MONEMAS, se obtienen unidades lingüísticas superiores: palabras, sintagmas y oraciones.

Hemos dicho que el MONEMA tiene significado. Según sea este significado, distinguiremos entre LEXEMAS y MORFEMAS

El LEXEA es un MONEMA con significado pleno o léxico. Es lo que la Gramática Tradicional llamaba RAÍZ de la palabra.

El MORFEMA es un MONEMA consignificado gramatical, es decir, aporta el género, el número, la persona, el tiempo. Es lo que la Gramática Tradicional llamaba DESINENCIAS.

Hemos dicho que la unidad de la segunda articulaciones el FONEMA. Lo vamos a definir como la unidad lingüística más pequeña que tiene significante pero no tiene significado. Luego el FONEMA no es signo lingüístico. Solo tiene un valor distintivo. Combinando FONEMAS se logran los MOEMAS.

Vamos a poner algún ejemplo que nos aclare lo dicho :

La palabra niño se analizaría así:

  • LEXEMA… NIÑ
  • MORFEMA… O
  • FONEMAS: N, I, Ñ, O

Nota: el autor es Profesor de Lengua y Literatura

Si te gustó este artículo, suscríbete gratis:

Suscríbete a nuestra revista, es muy fácil y seguro.

 

Importante: Recuerda responder el correo de confirmación que te va a llegar en unos minutos para activar tu suscripción.

Más de 24,400 suscriptores. ¡No te quedes fuera!



P.D. Tu suscripción es segura y puedes cancelarla en cualquier momento.