Educación ambiental: reciclaje, compostaje y agricultura orgánica

reciclaje-compostaje

Resumen Este artículo da a conocer algunos elementos conceptuales derivados de un estudio cualitativo de tipo fenomenológico-hermenéutico, el cual se orientó a generar la arquitectura teórica en la gestión de la educación ambiental en el liceo bolivariano hacia una mirada de sustentabilidad social. De modo que, al focalizar tres eventos relacionados en la narrativa de […]

Producción orgánica y mercados locales en México

superficie_cultivos_organicos

A finales de la década de los ochenta, la demanda por los productos orgánicos, los cuales están libres de residuos tóxicos, organismos genéticamente modificados, aguas negras y radiaciones, empezó a expandirse dramáticamente en los países desarrollados. Esta demanda, que está basada en una creciente consciencia sobre la importancia del cuidado de la salud y la protección del medio ambiente, no se podía satisfacer solamente con la producción de los mismos países consumidores, sobre todo en el caso de café y frutas tropicales. Ante tal demanda, muchos países en desarrollo respondieron con la producción orgánica y la exportación de la misma.

En México, el desarrollo de la agricultura orgánica inició en los años 60 a través de agentes extranjeros conectándose con diferentes operadores mexicanos, solicitándoles la producción de determinados productos orgánicos. Así comenzó su cultivo, principalmente en áreas donde insumos de síntesis química no eran empleados. Este fue el caso de las regiones indígenas y áreas de agricultura tradicional en los estados de Chiapas y Oaxaca donde se empezó con la producción de café orgánico.

Posteriormente, compañías comercializadoras de los Estados Unidos influenciaron el cambio a la producción orgánica en la zona norte del país, ofreciendo a empresas y productores privados financiamiento y comercialización, a cambio de productos orgánicos.

Superficie (hectáreas) de cultivos orgánicos en México, 2007-2008

A principios del siglo XXI, la agricultura orgánica se ha convertido en uno de los subsectores más exitosos del sector agrícola mexicano. De hecho, a diferencia de los otros sectores agropecuarios del país, el sector orgánico ha crecido dinámicamente, a pesar de la crisis económica. Por ejemplo, la superficie orgánica alcanza entre 1996 y 2008 un crecimiento anual superior al 3% y el empleo en el sector aumenta 26% por año, mientras que las divisas generadas suben 28%. Como resultado de este desarrollo tan rápido, hasta 2007/08 más de 129,000 productores mexicanos estaban cultivando alrededor de 400,000 hectáreas en una manera orgánica (Cuadro 1). Alrededor de la mitad de esta producción es café, seguido en términos de importancia por hierbas, hortalizas, cacao y otras frutas (Figura 1).

Produccion de fresas orgánicas (Fragaria x ananasa) de invernadero en Xochimilco

Strawberries

El consumo de alimentos orgánicos aumenta en todo el mundo, ya sea por salud o por estatus, y cada vez son más las personas en México que consumen estos productos, es decir: la agricultura orgánica es un sistema de producción orientado a la producción de alimentos de alta calidad nutritiva, que está exenta del uso de químicos. La SEMARNAT establece los lineamientos permitidos y restringidos para hacer agricultura orgánica y dicta que hay prácticas que no pueden realizar los productores, como uso de agroquímicos (fertilizantes), plaguicidas, organismos genéticamente modificados (transgénicos), hormonas sintéticas, ni aguas negras.

A fin de conservar la biodiversidad y cumplir con el desarrollo sustentable. Existe una norma, que es voluntaria pero de cumplimiento obligatorio para quien la asume, y que permite que los productores tradicionales -ahora llamados orgánicos- sean retribuidos económicamente en su esfuerzo por conservar el medio ambiente; pasan por un proceso de certificación y obtienen un distintivo para su producción, denominado Sello Verde: Certificado Orgánico del D.F.; la certificación es un procedimiento que asegura que un producto se ajusta a los lineamientos de organismos dedicados a la normalización. El objetivo de este trabajo (organizados en una Sociedad Cooperativa), fue obtener fresas orgánicas cultivadas en invernadero, en la Zona de reserva ecológica de la Delegación Xochimilco, cumpliendo con las normas de certificación en el D.F.

Talleres nacionales para el fortalecimiento y desarrollo de capacidades del Sector Orgánico y su sistema de control

firco1

Ing. Sergio Trueba de NOCON explica los principios del manejo de plagas y enfermedades en la producción orgánica y el funcionamiento de diferentes insumos

México es uno de los principales países en la producción y exportación de alimentos orgánicos en el ámbito internacional y nuestro mercado nacional ha empezado a desarrollarse a través de tianguis y tiendas. No obstante, hasta la fecha no cuenta con una normatividad para regular y fortalecer las operaciones orgánicas de conformidad con las exigencias de dichos mercados. Por tal motivo, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) y la Universidad Autónoma Chapingo (UACh), conjuntamente organizan: "Talleres Nacionales para el Fortalecimiento y desarrollo de Capacidades del Sector Orgánico y su Sistema de Control".

El convenio entre ambas instituciones incluye 12 actividades, a saber:

  1. Talleres Regionales para Promoción de las Disposiciones Aplicables en la Operación Orgánica (Lineamientos Técnicos de la Producción Orgánica de México).
  2. Talleres para desarrollar Guías de Apoyo a la Producción Orgánica (hortalizas, frutas, producción de miel, ganadería de leche y carne).
  3. Talleres para el desarrollo de Serie de Ecotecnias de Apoyo a la Producción Orgánica (producción de composta, producción biointensiva, control de plagas en plantas, control de garrapatas en ganado y manejo de praderas).
  4. Taller Especializado "Inducción a la Operación Orgánica" para personal de Gerencias estatales de FIRA.
  5. Taller Nacional de Inducción a la Producción Orgánica en México para el Fortalecimiento de los Organismos de Apoyo Al Sistema de Control Nacional.
  6. Taller Especializado en Procedimientos de Acreditación ISO Guía 65.
  7. Taller de Intercambio de Experiencias en Sistemas de Control Gubernamental Internacional (Argentina-Costa Rica-México).
  8. Taller de Inducción para Ingresar Como País Tercero a la Unión Europea.
  9. Taller Especializado en Sistema de Control Interno (SCI) para Grupos de Pequeños Productores.
  10. Taller de Validez Y de Aplicación de la Ley de Productos Orgánicos.
  11. Taller para Generar el Proyecto para Grupo de Expertos en Evaluación de Insumos.

Certificación orgánica participativa en la Red Mexicana de Tianguis y Mercados Orgánicos

cultivo_organico_invernadero

Los productores y promotores del Tianguis Orgánico Chapingo atienden a 5,000 joven durante la semana de Ciencia y Tecnología, 26 al 30.10.2009

En México, el mercado interno de los productos orgánicos se encuentra en una etapa incipiente, aunque el 35% de la producción se vende dentro del país, solamente el 10% se coloca como orgánico (el resto se ofrece como si fuera convencional). No obstante, a diferencia de los años 90 del siglo pasado, hay un mayor número de iniciativas de comercialización a través de varios canales, como tiendas especializadas, tiendas naturistas y cafeterías, generalmente ubicadas en las principales ciudades del país y centros turísticos. También, algunos supermercados (por ejemplo Sumesa, Comercial Mexicana y Gigante) han empezado ofrecer productos orgánicos como lácteos, jugo de manzana, y algunas verduras (de importación).

Red Mexicana de Tianguis y Mercados Orgánicos

Desde el año 2003, un número creciente de tianguis[4] y mercados orgánicos se está formando en varias localidades, principalmente desde el centro hasta el sur del país. Eso significa que en las regiones con mayor problemas de pobreza y atrasa de México se está encontrando en la producción y consumo orgánicos locales, alternativas para pequeños productores y sus familias. Estos mercados han surgido como iniciativas de consumidores comprometidos e interesados en una mejor alimentación y la protección del medio ambiente, en muchos casos existen vínculos con universidades, la iglesia y organizaciones no gubernamentales. Más recientemente, son también productores que se organizan en un esquema de economía solidaria para ofrecer productos orgánicos y para acercar a los consumidores (adultos y niños) a la filosofía de un desarrollo sostenible.

Tianguis orgánico Chapingo: 5o aniversario

Aquella Red de Consumidores de Alimentos Orgánicos que entre amigos existía, se convirtió en el Tianguis Orgánico Chapingo, el cuál abrió sus puertas el 17 de Noviembre de 2003, instalándose en la Extienda SARH, ubicada en el Pueblo Cooperativo a un costado de la Universidad Autónoma Chapingo. El tiempo ha transcurrido y el pasado 15 de Noviembre, el Tianguis Orgánico Chapingo, ¡Festejó! cinco años de vida. tianguis organico chapingo

Alrededor de las 10 horas comenzó la celebración con la presencia de los miembros fundadores de este proyecto Dr. Manuel Ángel Gómez Cruz, la coordinadora General de la Red Mexicana de Tianguis y Mercados Orgánicos, la Dra. Rita Schwentesius Rindermann, en representación del Rector de la Universidad el M. I. Martín Soto Escobar, Director General de Difusión Cultural, la M. C. Laura Gómez Tovar, Coordinadora del Comité de Certificación Participativa, quienes expresaron su sentir al ver el proyecto del Tianguis Orgánico trabajando y en crecimiento, felicitando a los integrantes del tianguis así como a los consumidores.

Proyecto, que comenzó a partir de una idea, con muchas expectativas y que ha dado pie a innumerables satisfacciones para todas aquellas personas involucradas en el.

Desarrollo del mercado mexicano de productos orgánicos

Actualmente, el mercado interno de los productos orgánicos se encuentra en una etapa incipiente, ya que sólo el 15% de la producción orgánica se consume dentro de México y sólo el 5% se vende como orgánico (el resto se vende como si fuera convencional). No obstante, a diferencia de hace 10 años, hay un mayor número de iniciativas de comercialización a través de varios canales, como tiendas especializadas, tiendas naturistas y cafeterías, generalmente ubicadas en las principales ciudades del país y centros turísticos. También algunos supermercados (por ejemplo Sumesa, Comercial Mexicana y Soriana) han empezado ofrecer productos orgánicos como lácteos, jugo de manzana, y algunas verduras.

Inspección del comité de certificación participativa del Tianguis Orgánico Chapingo.
Además, un número creciente de tianguis y mercados orgánicos se están formando en varias ciudades por todo el país desde 2003. Estos mercados están apoyados por productores y consumidores comprometidos y en muchos casos existen también vínculos con universidades y organizaciones no gubernamentales. A diferencia del sector orgánico “convencional”, los tianguis y mercados orgánicos están enfocados a la venta de productos que, además de ser orgánicos, se producen localmente por pequeños productores y se comercializan localmente. Las funciones y beneficios de este tipo de mercado incluyen: 1) la organización y coordinación de la producción y consumo directo de productos orgánicos; 2) la oferta de alimentos sanos a precios justos tanto para los productores como para los consumidores porque excluyen a los intermediarios; 3) la vinculación entre la población urbana y el campo; 4) la creación de una conciencia ecológica y social sobre la importancia de producir y consumir de forma responsable; 5) la promoción de la filosofía de la agricultura orgánica; 6) la estimulación y promoción del consumo regional de productos orgánicos locales; 7) la minimización del impacto ecológico a través del ahorro en transporte, empaque y distribución de los productos; 8) la difusión de información técnica y científica entre los productores y la población en general y; 9) la oferta de espacios para la convivencia y el desarrollo de actividades culturales (música, pintura, talleres, etc.).

Cómo fertilizar el aguacate para la agricultura orgánica

"La oportunidad se deja alcanzar sólo por quienes la persiguen".
H. Jackson Brown

Indudablemente la producción orgánica es una alternativa con futuro, ya que los altos niveles de contaminación en nuestro entorno natural, por el abuso excesivo de agroquímicos, nos induce a pensar en esquemas de producción de nuestros alimentos con el mínimo riesgo de que éstos contengan elementos nocivos para la salud humana. Esto sin menoscabo de que cada vez más nuestros desechos nos inundan y que tenemos que pensar en su reciclaje, de ahí que en este curso se analice el modelo alternativo y sus componentes; el planteamiento de retos al futuro nos compromete a que actuemos con firmeza en la protección del ambiente, a la explotación agrícola en equilibrio, al uso de alternativas en el proceso de producción que sea factible para el agricultor, a diversificar la producción en un sistema sostenible, a mejorar nuestra cultura tecnológica y económica y a considerar al hombre como un sujeto del desarrollo y no como objeto.

La nutrición de la plantas debe estar inmersa dentro de un manejo agroecológico, aspecto que se trata con amplitud y con el detalle que el mismo reviste, tal como el uso de prácticas de abonamiento orgánico con vermicomposta, composta natural, biotierras y abonos fermentados, y el uso de biofertilizantes; así como la utilización de extractos vegetales y caldos minerales para el control de plagas y enfermedades. Es sabido que el conocimiento lo construimos con las experiencias y participación de todos los actores en el tema de cuestión, en el apartado se presenta la experiencia cubana en alternativas orgánicas y biológicas en fertilización.

Agricultura Orgánica de México

Autores: Manuel Angel Gómez Cruz, Rita Schwentesius Rindermann y Laura Gómez Tovar

ISBN: 968-02-0273-9

Primera edición en español, año 2006

  • D.R. Universidad Autónoma Chapingo; Rector: Dr. Sergio Barrales Domínguez, Centro de Investigaciones Económicas, Sociales y Tecnológicas de la Agricultura y Agroindustria Mundial (CIESTAAM), Programa Integración Agricultura Industria (PIAI), Carretera México-Texcoco km. 38.5, Chapingo, México, C.P. 56230. Tel. y FAX: + (52) 595 952 15 06, e-mail: rsr@avantel.net; www.chapingo.mx/ciestaam/piai.htm; Director: Dr. Jesús Ma. Garza López

Presentación del Directorio de Agricultores Orgánicos por Estado y por Producto 2005

La agricultura orgánica es un sistema holístico de gestión de la producción que fomenta y mejora la salud del agroecosistema, y en particular la biodiversidad, los ciclos biológicos y la actividad biológica del suelo a través de prácticas que evitan el uso de productos de síntesis química como los fertilizantes, insecticidas, herbicidas, hormonas, reguladores del crecimiento en plantas y animales, así como, organismos genéticamente modificados, aguas negras, edulcorantes y conservadores sintéticos en productos transformados. Finalmente, tiene por objetivo obtener alimentos sanos, libres de contaminación y de alta calidad nutritiva. Los sistemas de producción orgánica se basan en normas de producción específicas y precisas cuya finalidad es lograr agroecosistemas óptimos que sean sostenibles desde el punto de vista social, ecológico y económico. En el intento de describir más claramente el sistema orgánico se usan también términos como "biológico" y "ecológico". Los requisitos para los alimentos producidos orgánicamente difieren de los relativos a otros productos agrícolas en el hecho de que los procedimientos de producción son parte intrínseca de un proceso de control que conlleva a la identificación y etiquetado de tales productos, así como a la declaración de las propiedades atribuidas a los mismos (Adaptado de FAO/OMS).